Se gasta 110 mil pesos por día por un paciente COVID-19 en terapia intensiva

0
320

El ministro de Salud, Juan José Esteban, mantuvo un encuentro con los senadores en el que brindó un extendido informe sobre la pandemia en la provincia, en el marco de la prórroga de la emergencia sanitaria.

El ministro de Salud y presidente del COE, Juan José Esteban, se reunió ayer con los senadores por la prórroga de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19. Durante el encuentro el funcionario dio un dato que llamó la atención: “Cada persona internada por COVID-19 en terapia intensiva le cuesta por día a la Provincia 110.000 pesos y cada internación tiene un promedio de 30 a 50 días”.

La reunión se llevó a cabo en un edificio de la zona del Cabildo y fue a puertas cerradas a la prensa. “Nosotros primero hemos pedido disculpas en la tardanza en presentar la prórroga de la emergencia sanitaria, pero siempre fundada en dos situaciones puntuales y fundamentales: la sanitaria y la epidemiológica”, se excusó Esteban a un reclamo que habían realizado los senadores.

Añadió que la emergencia sanitaria es la que les ha permitido cubrir la necesidad del recurso humano que tenían en las distintas áreas y departamentos de la provincia de Salta.

“No nos olvidemos que hemos tenido un problema de falta de recurso humano y logístico en la primera ola. La segunda ola nos encontró fortalecidos ya desde el punto de vista del recurso humano y el trabajo de la prehospitalaria con mucha gente que necesitábamos, como médicos, bioquímicos y fisioterapeutas para atender la patología, que produce tanta lesión de las vías respiratorias y falla multiorgánica”, recalcó. 

El ministro Esteban junto a los senadores. FOTO: PABLO YAPURA

Del aspecto sanitario detalló la incorporación de recursos humanos con 1.537 nuevos contratos, obras de infraestructura y el diseño de una logística sanitaria. 

Esteban también se refirió al costo que implicó afrontar la pandemia con hospitales que no contaban con equipamiento ni recursos humanos, que llevaron a regularizar la situación de 1.010 contratados y a generar 1.756 nuevos contratos, que implican una erogación mensual de 119 millones de pesos; la compra de medicamentos por otros 345 millones de pesos y de oxígeno por 5 millones de pesos. A esto hay que sumarle el gasto diario de 110 mil pesos por paciente que está en terapia intensiva.

A la hora de describir los aspectos epidemiológicos, explicó que se pasó de picos de hasta 580 casos diarios en la primera ola a 800 en la segunda ola hasta el presente, cuando la positividad es de 7,5%, y sobre el manejo de las habilitaciones puso como ejemplo la vuelta a la presencialidad en las escuelas; la reapertura de salones de baile, aeropuertos y corredores seguros.

“Obviamente estamos bien, pero tenemos avizoradas a nivel nacional la cepa genómica Delta y en el norte de la provincia, en el departamento San Martín, la Mu, o sea que evidentemente tenemos que seguir atentos a esa situación y no bajar los brazos”, agregó.

Situación pos-COVID

El ministro Juan José Esteban se refirió a la situación pos-COVID que deben atender y que demanda muchos recursos humanos y financieros. 

“Es muy complicado lo que estamos viviendo y padeciendo. Tenemos un 66% de camas ocupadas con pacientes no COVID-19 ya, porque pasados los 21 días ya no son pacientes COVID-19, pero las complicaciones que han quedado como consecuencia de la enfermedad son: traqueotomía, insuficiencia respiratoria, dependencia de un respirador para poder intercambiar gases a nivel pulmonar, fallas multiorgánicas, problemas metabólicos graves, neurológicos, cardíacos”, explicó.

Foto: Pablo Yapura

Preciso que es muy compleja la situación. “Vamos a tener que armar centros de recuperación de pacientes pos-COVID que a veces hasta asintomáticos quedan con un decaimiento, un dolor corporal durante varios meses”, anticipó. 

El ministro habló sobre un proyecto de construcción de un “hospital de emergencias”, que podría emplazarse en terrenos de la zona de Pereyra Rozas, en el norte de la ciudad, y para lo cual ya se cuenta con recursos humanos capacitados.

“Le pedí a los senadores un acompañamiento. Creo que el crecimiento poblacional que tiene la provincia de Salta amerita un hospital de emergencias, y bueno han sido condescendientes y creo que me van a acompañar en ese proyecto”, expresó. 

La palabra de senadores

En tanto, el senador por Güemes, Carlos Alberto Rosso, explicó que lo senadores solicitaron agentes sanitarios y que se controle el programa Sumar, la atención de contactos COVID-19 en los hospitales y la situación laboral del personal de salud. 

También se abordaron temas como el costo de las internaciones, los reactivos para testeos y la firma digital para certificados. 

Por su parte, el senador Manuel Pailler, presidente de la Comisión de Salud Pública y Seguridad Social, expresó: “La verdad que fue una reunión muy importante. Hace un tiempo ya la habíamos planeado los senadores. Desde ya queremos agradecerle al ministro que ha venido con todo el equipo de salud. Cada uno de los senadores que son los representantes de los departamentos le han planteados inquietudes, dudas, necesidades y han sido respondidas en cada  caso”.