Se recrudece la situación en Afganistán: Joe Biden reconoció que la evacuación es una de las “más difíciles de la historia”

0
370
Hasta el momento fueron evacuados 13 mil personas, la Casa Blanca se enfrenta a las acusaciones de la prensa y la oposición por la problemática retirada de tropas de Afganistán

Mientras los talibán se consolidan en el poder en Kabul, los Estados Unidos aceleran la evacuación de sus compatriotas en una de las operaciones calificadas por el presidente, Joe Biden, como una de las “más difíciles de la historia” y que no puede garantizar el “resultado final” de la misma.

“Esta misión de evacuación es peligrosa. Implica riesgos para nuestras fuerzas armadas y se lleva a cabo en circunstancias difíciles. No puedo prometer cuál será el resultado final o que será sin riesgo de pérdida”, dijo y agregó que “no había manera de terminar la guerra en Afganistán sin que sucediera algo de lo que se está viendo ahora”.

Estas palabras de Biden aparecen en medio del caos en el que quedó inmerso Kabul tras la retirada de las tropas norteamericanas, donde cientos de afganos se agolparon en el aeropuerto en busca de huir del país ante el temor de las represalias que pueden sufrir bajo el régimen talibán o el rechazo a vivir bajo la ley islámica.

Publicidad

En sus palabras a la prensa, Biden buscó llevar confianza al afirmar que todos los norteamericanos serán evacuados y que los planes del Pentágono y el Departamento de Estado siguen su curso pese a las contingencias surgidas a raíz de la toma de Kabul por parte de los talibán.

Sin embargo, la corresponsal de CNN en Kabul, Clarissa Ward, puso en duda las palabras de la Casa Blanca luego de que afirmara que había pasado las últimas doce horas en el aeropuerto y no había visto despegar un solo avión de Estados Unidos. “¿Cómo van a evacuar 50.000 personas en las próximas dos semanas? Simplemente no puede ocurrir”, afirmó.

Al respecto, Biden resaltó los progresos de la evacuación y que hasta el momento habían logrado sacar a 13.000 personas para luego prometerle a quienes permanecen en Afganistán que su gobierno hará “todo lo posible” para darle una evacuación segura a los norteamericanos y a los aliados afganos.

Publicidad

“Estados Unidos sigue comprometido con nuestros colaboradores, así como también con mujeres activistas y periodistas”, agregó.

Durante la ronda de preguntas de la prensa, el presidente, que estaba secundado por la vicepresidenta Kamala Harris y el secretario de Estado, Antony Blinken, respondió a qué atribuía el caos de las operaciones de la última semana: “No esperábamos la rendición total del ejército afgano, si hubieran peleado y mantenido Kabul la historia sería distinta. El consenso mayoritario era que las fuerzas afganas no iban a abandonar la lucha”.