Semáforo: dólar, tasas y luces roja, amarilla y verde para 6 variables clave de la semana

0
113

Lo que pasó: los «gemelos» siguen empeorando. Continúa el deterioro de las cuentas fiscales y externas. ¿Qué sucederá esta semana? |

Semáforo: dólar, tasas y luces roja, amarilla y verde para 6 variables clave de la semana

En el plano fiscal, a pesar de que se moderó la caída de ingresos y de que el fisco sigue ajustando el gasto público, el resultado primario continúa ampliándose. El rojo primario acumulado entre enero y mayo es el más grande desde 2015 si excluimos el del pandémico 2020

¿El motivo detrás de esta mala dinámica? Principalmente una velocidad de ajuste en el gasto que no alcanza para compensar el deterioro de los ingresos, donde la menor recaudación por derechos de exportación e importación explica gran parte de este proceso. 

Al respecto, Ecolatina estima que si la recaudación asociada al comercio exterior se hubiera mantenido en los niveles del año pasado (el 2022 tenía un «PxQ» mejor: mayores precios internacionales y más cantidades al no haber una sequía como la actual), el rojo primario del 2023 sería la mitad del actual. ¿La consecuencia más inmediata? El cumplimiento de la meta fiscal del segundo trimestre luce extremadamente desafiante

La balanza comercial muestra una dinámica similar. En mayo las exportaciones fueron menores que las importaciones, al igual que en cuatro de los 5 meses de este año. El superávit comercial del 2022 se revirtió en 2023 producto de la sequía, aunque todavía a valores no tan abultados. Sin embargo, la diferencia entre lo que exportamos y lo que importamos es solo una cuenta del balance comercial. Al respecto, esta semana tendremos dos publicaciones clave para las cuentas externas. 

A continuación, el «semáforo» económico y financiero de la semana: 

Luces rojas: Actividad Económica y Balances de las cuentas externas

El viernes el INDEC dará a conocer el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de abril. ¿Pudo sostenerse en abril una dinámica mejor de lo esperado como mostró la economía en el primer trimestre excluyendo el sector agrícola y, en menor medida, el de la construcción? Según el INDEC la industria repuntó en abril (+1.7% interanual) pero la construcción retrocedió 4% en el mismo lapso. Además, se sentirá de lleno el efecto de la sequía en la comparación anual, siendo uno de los meses estacionalmente de mayor actividad para el sector agrícola. 

Se publican dos informes cruciales para el análisis de las cuentas externas. El anticipo ya lo dio el Intercambio Comercial la semana pasada, como destacamos en la introducción. Esa cuenta «primaria» es solo una porción del balance externo. Al respecto, el INDEC publicará el jueves el Balance de Pagos del primer trimestre, donde además de la balanza comercial se conocerá el resultado de la cuenta corriente, la financiera y la posición internacional. Datos más recientes también los dará a conocer el Banco Central este viernes, con la publicación del Balance Cambiario de mayo. 

Luces amarillas: Acciones y Bonos

La política y el cierre de listas captaron toda la atención la semana pasada. Las compañías locales que listan en bolsa acumulan una muy pronunciada revalorización: a pesar de que el Merval rozó los 850 USD y se retrotrajo a la zona de USD 810-820, sigue anotando una ganancia de más del 50% respecto de los mínimos de fines de marzo. Hay una clara tendencia alcista que comenzó aproximadamente dos años atrás con la salida de la pandemia, la recuperación de la economía y la expectativa de un posible cambio de color político. Además, estos datos y perspectivas se apalancaron en precios históricamente deprimidos. La ausencia de una figura Kirchnerista en la fórmula presidencial endulza los oídos de algunas partes del mercado, mientras que la presencia de figuras claramente lejos de ser «pro-mercado» en la trinchera de la boleta de Massa invita a ser precavidos a quienes son más desconfiados. ¿Cómo responderá la plaza local el lunes?

Relativo a las acciones, los bonos soberanos «hard dollar» tuvieron una interesante recuperación en las últimas ruedas, pero no arrastran un semejante rally como sí evidencia el Merval y parten de valuaciones mucho más deprimidas. Obviamente, los riesgos del soberano son muy distintos a los de los corporativos, hecho que ya se refleja en los precios que convalida en mercado. Si bien la respuesta que tengan los activos un día como el de hoy no hacen al partido de mediano plazo, si la noticia es percibida como positiva los bonos parecieran tener un mayor recorrido frente a un equity en estos valores para el corto plazo. 

Luz verde: Licitación Tesoro y dólar

Como destacamos anteriormente, el canje que realizó el Tesoro algunas semanas atrás le allanó el camino. Aunque no está exento de riegos y posibles turbulencias, se alivió la tarea de rolear vencimientos. El Tesoro tuvo un buen rollover la semana pasada (más del 200%). Enfrenta este miércoles la última licitación del mes. 

La significativa luz verde sigue siendo el billete en las últimas semanas. Con una inflación corriendo al 7%-8% (mediciones privadas apuntan a una desaceleración en junio), el dólar blue sigue planchado nominalmente arañando los 500 pesos. El dólar financiero libre (implícito en acciones y/o CEDEARs) supera los $510, pero el MEP y CCL intervenido con bonos también sigue cómodamente por debajo de los $500. Las ganancias del (mal llamado) carry trade están dejando varias sonrisas en quienes se animaron a ir de frente con el juego de la tasa. Las acciones y los bonos responderán mañana, ¿y el dólar? Por ahora se sigue bailando en el juego de la silla.