Sin “ajuste fiscal sustancial” no habrá acuerdo con el FMI, advierten bancos internacionales

0
130
Así lo advirtió un informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) que analizó las condiciones en términos de deuda y fiscales de nuestro país

La renegociación de la deuda con los bonistas aclaró el panorama para el futuro de la economía argentina en el corto plazo. Ahora, los únicos vencimientos de relevancia que quedan en el horizonte inmediato son los pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI).

No obstante, las dudas para los analistas giran en torno a cómo hará el país para cubrir un déficit fiscal que ya era alto y que se profundizó por el aumento del gasto para paliar los efectos de la pandemia y la caída de la recaudación impositiva.

En un intento de hallar respuestas a esta incertidumbre, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) elaboró un informe sobre las condiciones financieras de la Argentina. Este consorcio de bancos internacionales se destacó por anticipar la devaluación del Peso Argentino en 2018 al mencionar meses antes que la moneda, junto con la Lira Turca, se encontraban sobrevaluadas.

El informe advierte: “Si bien las perspectivas de financiación externa de la Argentina son radicalmente mejores que hace unos años, los déficits fiscales y su financiación siguen siendo un problema. El déficit fiscal se está ampliando rápidamente bajo una severa recesión y se proyecta que supere el 10% del PBI, en comparación con el 3,8% del año pasado. El gasto primario ha vuelto a los niveles de 2017-18 en términos reales y los ingresos están deprimidos cíclicamente”.

Ante esta alarmante situación, el IIF sostiene que difícilmente el FMI firme un acuerdo con Argentina que implique mantener un déficit fiscal importante o sostener un amplio margen de emisión monetaria para financiar al Tesoro.

“Dado que las opciones de tomar préstamos en los mercados nacionales e internacionales serán limitadas el próximo año, un escenario sin monetización y sin financiación del FMI para el déficit implicaría un ajuste fiscal sustancial. La mejora de los ingresos a medida que se reactive el crecimiento ayudaría, pero aún sería necesario realizar importantes recortes de gastos. Nos parece poco probable que la Argentina y el FMI opten por un ajuste tan drástico en el marco de un nuevo programa. Tampoco estamos convencidos de que el FMI quiera aumentar sus préstamos de exposición para financiar el déficit. Es probable que una solución de compromiso implique una combinación de medidas fiscales y la retirada gradual de la financiación monetaria”, adhiere el análisis.

El informe concluye manifestando que en un nuevo acuerdo con el FMI este deberá solicitarle al país un severo ajuste fiscal o aumentar el monto de los préstamos para financiar dicho déficit.