Superclásico desparejo: el Boca más barato enfrenta al River más caro ¿a qué hora?

0
237

Este miércoles se juega una nueva edición del partido más importante del fútbol argentino, que en esta ocasión muestra una gran diferencia económica entre ambos equipos

Boca y River juegan hoy el primer Superclásico en el marco de la Copa Argentina, en busca de la clasificación a los cuartos de final.

Esta nueva edición del partido más importante del fútbol argentino se disputará desde las 19 en el estadio Ciudad de la Plata, con arbitraje de Patricio Loustau y transmisión de TyC Sports.

El ganador (en caso de empate habrá definición con tiros desde el punto penal) enfrentará en los cuartos de final a Patronato de Paraná.

Después de un inédito 2020 sin Superclásicos, este será el cuarto Boca- River de 2021. El primero fue el 2 de enero por la Copa Diego Maradona y terminó en empate 2-2; el segundo fue el 14 de marzo por el interzonal de la Copa de la Liga Profesional y fue 1-1; y el tercer cruce fue el 16 de mayo por los cuartos de final de la mencionada Copa de la LPF y volvieron a empatar 1-1 pero en la definición por penales Boca se impuso por 4-2 y avanzó de ronda.


Con ese último triunfo del «xeneize» se cortó la racha de cinco «mano a mano» seguidos ganados por el River de Marcelo Gallardo. El «millonario» había superado en todas las instancias eliminatorias a Boca desde la llegada del entrenador hace ya siete años: Copa Sudamericana (2014), Copa Libertadores (2015, 2018, 2019) y la Supercopa Argentina (2018).

El choque de este miércoles encuentra a Boca con una de sus tasaciones históricas de plantel más bajas de los últimos tiempos. De acuerdo al sitio alemán especializado Transfermarkt, el conjunto dirigido por Miguel Angel Russo tiene un valor total en este momento de u$s 103 millones, siendo Cristian Pavón con u$s 14 millones su jugador mejor cotizado por lejos. 

Ya sin el colombiano Sebastián Villa (u$s 9 millones), bastante más atrás se ubican el juvenil Alan Varela y el lesionado Eduardo Salvio, ambos con un poco más de u$s 8 millones.

Mientras que en este aspecto River lo supera por bastante, ya que según Transfermarkt cuenta con un plantel cuya cotización alcanza los u$s 143 millones. El uruguayo Nicolás de la Cruz es su integrante más caro con u$s 21 millones, seguido de Gonzalo Montiel (u$s 20 millones) y Julián Alvarez (u$s 17 millones).

A modo de comparación, vale la pena resaltar que hasta la final de la Copa Libertadores de 2018 en Madrid las cosas eran totalmente al revés, con un Boca que estaba tasado en u$s 154 millones y un River de casi u$s 100 millones.

Ese año, Cristian Pavón con u$s 23 millones era la estrella mejor tasada de Boca, mientras que Gonzalo «Pity» Martínez el de River con u$s 17 millones.

Obviamente, la actualidad de ambos equipos se refleja en las apuestas, con River como claro favorito ya que su triunfo paga 2,05 unidades por cada una apostada, mientras que la victoria de Boca ofrece 3,30. El empate en los 90 minutos se cotiza en 3,10.

River llega mejor que Boca, ya que arrancó el segundo semestre con la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores (el miércoles próximo abrirá la serie contra Atlético Mineiro) y en el torneo local está entre los cinco mejores tras cuatro fechas.


El arranque fue con derrota ante Colón (2-1) en el estadio Monumental, luego hilvanó dos triunfos ante Unión (4-1) y Lanús (3-0) y en su última presentación rescató un empate (1-1) en Núñez ante Huracán con equipo alternativo, y el ingreso de titulares cuando estaba en desventaja.

El presente de Boca es más preocupante ya que su última victoria fue el 26 de mayo cuando derrotó a The Strongest por 3-0 en La Bombonera, por la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. Acumula siete partidos consecutivos sin ganar, aunque solo uno de esos encuentros se resolvió con derrota dentro de los 90 minutos reglamentarios.

Luego del receso, el plantel «xeneize» tuvo un recambio importante con las salidas de Carlos Tevez, el arquero Esteban Andrada, y la reciente «renuncia» de Sebastián Villa, entre otros, y sumó refuerzos que todavía no terminan de afirmarse.

La injusta y polémica eliminación ante Atlético Mineiro desmoronó los planes del equipo para lo que resta del año y se sumó el flojo arranque en el torneo.

River también atravesó momentos complicados, pero parece que por fin agarró su tradicional velocidad crucero.