Tras detener a siete candidatos opositores, Daniel Ortega asumió la victoria en las elecciones presidenciales de Nicaragua

0
675

Bolivia, Cuba, Venezuela y Rusia saludaron al dictador Ortega por haber obtenido la victoria en los comicios

Consumada la maniobra electoral, el dictador Daniel Ortega se adjudicó la victoria en las elecciones presidenciales del último domingo en las cuales detuvo u obligó a exiliarse a siete candidatos opositores. De esta forma, el candidato del Frente Sandinista renueva su poder por cuatro años más en un cargo que detenta desde el 2006.

Con el 49,25% de las juntas escrutadas, el oficialista Frente Sandinista de Ortega acumulaba el 74,99% de los votos, contra el 14,40% del Partido Liberal Constitucionalista, que es en realidad es un partido satélite (aliado del gobierno) que funciona como falsa oposición para revestir de legitimidad unos comicios que hace meses dejaron de tenerlo.

Brenda Rocha, presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE) (intervenido por el Gobierno) aseguró que la participación en los comicios ascendió hasta el 65,3% del padrón pese a que las imágenes que se repetían eran las de centros de votación vacíos. Ante la ausencia de candidatos y de una verdadera oposición, millones de nicaragüenses optaron por no votar en señal de protesta contra el régimen y para no darle legitimidad a la farsa electoral montada por el orteguismo.

En contraposición, Urnas Abiertas, una organización de observación electoral independiente, estimó en 18,5% la participación ciudadana, lo que deja un abstencionismo de 81,5 por ciento.

Antes de que se conozcan los resultados Ortega no se hizo eco del contexto en el que estaba celebrando los comicios a su medida y apunto contra la oposición a quienes tildó de “terroristas” y de responder a los intereses de Estados Unidos: “Este día (estamos) desafiando a los que promueven el terrorismo, financian la guerra, a los que sembraron el terror”.

Ya en en la Casa de los Pueblos en Managua, a la espera de los datos que confirmen su victoria en los comicios prosiguió: “Son demonios que no quieren la paz, la tranquilidad para nuestro país y que optan por la violencia, la descalificación, las calumnias, las campañas para que Nicaragua se vea de nuevo envuelta en enfrentamientos violentos, en guerra”.

Una vez conocidos los resultados, Ortega recibió las felicitaciones de sus escasos aliados a nivel mundial: los saludos de los dictadores de Cuba, Miguel Diaz-Canel; y Venezuela, Nicolás Maduro, no tardaron en aparecer por sus diversos canales de Gobierno.

Sin representación diplomática, el expresidente de Bolivia Evo Morales también felicitó a Daniel Ortega, no sin antes apuntar contra Estados Unidos.

En la vereda de enfrente sí hubo un repudio generalizado a los comicios: la Organización de los Estados Americanos, en palabras de su secretario general, Luis Almagro, aseguró que se trata de “las peores elecciones posibles”. Desde Estados Unidos, el presidente, Joe Biden, aseguró que las elecciones se trataron de una “pantomima” llevada a cabo por los “autócratas” Ortega y Rosario Murillo (esposa y vicepresidente). En la misma linea, el secretario de estado, Antony Blinken adelantó que podrían avanzar con nuevas sanciones contra Nicaragua.

Para la Unión Europea las elecciones “se llevaron a cabo sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad”, dijo Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, que afirmó que el país está gobernado por un “régimen autocrático”.

En la región, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, tampoco reconoció las elecciones “por su carencia de condiciones y garantías democráticas”. El país caribeño acoge a más de 100 mil refugiados nicaragüenses. En la misma línea, el Gobierno chileno señaló este lunes que “rechaza y no reconoce la legitimidad” de las elecciones celebradas ayer en Nicaragua, “las que apuntan a eternizar a Daniel Ortega y Rosario Murillo en el poder consolidando un régimen dictatorial”.

La cancillería argentina, no se ha expresado hasta el momento. Sin embargo, veedores afines al Gobierno fueron invitados para viajar a Managua observar el correcto desarrollo de los comicios