sábado, noviembre 28

Tras estar perdido tres días en el monte fue hallado inconsciente

0
74

Durante más de una jornada completa baquianos y policías lograron dar con el joven. Se encuentra estable; una enfermedad de base se agravó por deshidratación.

El joven perdido en el Chaco salteño es ingresado inconsciente al hospital.

Un rastreo de persona realizado por baquianos y policías de varios destacamentos de los departamentos Rivadavia y San Martín para dar con un joven extraviado en el monte logró ubicar al mismo con vida, en estado grave por deshidratación.

Los operativos para dar con Sergio Juárez, extraviado en extensos montes del Chaco salteño, se coordinaron luego que familiares del mismo no pudieran hallarlo durante más de 48 horas de búsqueda.

Policías informaron ayer a El Tribuno que una denuncia por desaparición se radicó en el destacamento Hickmann , pueblo ubicado sobre ruta 81.

Allí un familiar de Juárez indicó que el mismo había salido de su vivienda rural el día 14, provisto de solo una mochila con elementos indispensables y de supervivencia para el monte; aclaró que su hermano padece una disfunción renal.

El perdido vestía bermuda y remera color mostaza, dijo.

La misma denuncia se realizó en el destacamento Padre Lozano en horas de la noche de ese mismo día. Al mediodía siguiente la policía diagramó la búsqueda desde distintos puntos del Chaco salteño. 

Inmediatamente se informó a las autoridades y personas de las comunidades vecinas sobre el joven buscado y en pocas horas, en coordinación con familiares, un total de cinco efectivos desde las primeras horas de la mañana con datos obtenidos en la noche salieron en busca del joven por los

siguientes lugares: Paso del Toro, distante, a 6 km, y puestos aledaños; picada y ciénaga Los Blancos, a 9 km; Camino a la Emboscada, que se encuentra a 17 km, hasta dar con las huellas del desaparecido.

Ayer, tras largas horas de búsqueda en finca La Overa, distante a 5 km del pueblo de Dragones, se encontró al extraviado tendido sobre la vegetación, semisentado con su cabeza asomado a un árbol, a simple vista desorientado, deshidratado y sin poder ponerse en pie, con momentos de inconsciencia.

De manera inmediata se efectuó la comunicación con la enfermera y como la ambulancia de la localidad de Embarcación no estaba disponible se utilizó un vehículo particular para asistir y trasladar a Juárez a un centro de salud.

En pocos minutos el extraviado fue compensado e hidratado para finalmente ser trasladado hacia un hospital donde quedó internado por unas horas.

Tres días en el monte

El joven Sergio Juárez había permanecido más de tres días en los montes circundantes a la localidad de Fortín Dragones y con mucha suerte para él, sumada a la incansable búsqueda de familiares, vecinos y la policía, logró salvar su vida al ser hallado ya cuando no tenía fuerzas para desplazarse por sí solo, debido al cansancio y a una aguda deshidratación. 

Se defendió hasta el último 

El joven extraviado, según fuentes de la policía, habría caminado erráticamente por diversos lugares buscando, quizá, agua. 

Se estima que la halló y de esa manera pudo soportar tantas horas caminando desorientado.

Finalmente, cuando los baquianos ya habían dado con sus huellas y estaban sobre sus pasos, el joven, extenuado, se dejó caer hasta prácticamente quedar inconsciente por deshidratación.

El informe de la fuente consultada dice que al momento de toparse los rescatistas con el joven Juárez, éste ya no podía enderezarse, estaba semisentado, casi inconciente, entregado. 

La deshidratación

La deshidratación es la alteración o falta de agua y sales minerales en el plasma de un cuerpo, también se puede definir como la pérdida de agua corporal por encima del 3% . Puede producirse por estar en una situación de mucho calor, ejercicio intenso, falta de bebida o una combinación de estos factores. También ocurre en aquellas enfermedades donde está alterado el balance hidroelectrolítico.

Los síntomas de la deshidratación, aparte de la sequedad de las mucosas que provoca la sed, pueden ser: náuseas, falta de fuerza o disminución del rendimiento, fatiga mental y física, y el hecho de que, al pellizcar la piel sin clavar la uña, se queda la marca.

En el caso del joven Sergio Juárez fue la interminable caminata que realizó intentando volver a las picadas que él conocía. Ello se agravó porque Juárez padece una enfermedad renal que aceleró su deshidratación y pérdida de fuerzas y de orientación.

El trabajo conjunto de familiares, policías y baquianos fue fantástico.