viernes, febrero 23

Tras la fisura por la relación con Milei, el PRO define si se mantiene unido en un Congreso en movimiento

0
145

La bancada amarilla podría conservar a la mayoría de sus diputados y senadores, aunque integrado por distintas tribus y a riesgo de futuras divisiones. Reunión clave el miércoles en la Cámara Baja.

Sin “cogobierno” a la vista, el PRO podría terminar mucho más unido en el Congresode lo que se preveía hace tres semanas cuando Javier Milei ganó el balotaje. Esto es, “en los papeles”.

Las próximas horas serán clave, sobre todo en Diputados, para tener un primer boceto del mapa parlamentario. El partido amarillo mantendría la integridad como bloque, aunque poblado por distintas tribus. En todos los sectores coinciden, sin embargo, que la configuración de fuerzas que se verá desde el 10 de diciembre sería provisoria.

Este jueves, tanto el Senado como Diputados tienen previsto realizar sus sesiones preparatorias en las que jurarán los legisladores electos el 22 de octubre y en las que se designarán, se prevé, a las autoridades parlamentarias de cada Cámara, una disputa que estuvo y sigue aún marcada por tensiones y dudas. Pero también quedaría resuelta la conformación de los bloques, que, aunque no está fijado por reglamento, es determinante tanto para discutir lugar entre las autoridades, como en las comisiones y, fuera del congreso, organismos gubernamentales y judiciales.

El miércoles por la tarde, el Frente PRO tiene previsto reunirse en Diputados. Participarían los diputados que continúan en sus bancas y aquellos que ingresan, entre los que están 41 amarillos puros (macristas, bullrichistas y larretistas) y 10 “aliados” (entre los que se encuentran figuras como Ricardo López Murphy o Miguel Pichetto). De mantener una bancada con 51 legisladores, el Frente PRO sería la segunda minoría de la Cámara, detrás del Frente de Todos/Unión por la Patria, asumiendo que también se mantengan como tal.

Cristian Ritondo y Javier Milei se encontraron en la Asamblea Legislativa que proclamó al libertario como el nuevo presidente de la Nación (Foto: PRO).
Cristian Ritondo y Javier Milei se encontraron en la Asamblea Legislativa que proclamó al libertario como el nuevo presidente de la Nación (Foto: PRO).

El partido amarillo está al borde del quiebre desde la derrota nacional del 22 de octubre, pero por distintas razones. Hace una semana, cuando el jefe del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo, todavía era candidato a convertirse en el presidente de la Cámara Baja elegido por Milei, la hipótesis era que el grueso de la bancada se integraría a un espacio con La Libertad Avanza.

Finalmente, solo Patricia Bullrich se sumó formalmente al ejecutivo libertario y Mauricio Macri se despegó del nuevo Gobierno. Entonces, la nueva hipótesis interna fue que el sector del partido que responde a la excandidata a presidenta de JxC y próxima ministra de Seguridad se separaría del bloque PRO y se integrara en un espacio con los libertarios.

“Contrario a lo que se pensaba lo más probable es que nos mantengamos todos en un bloque, siendo segunda minoría, si nos rompemos antes vamos a perder lugares importantes y poder. Es muy probable que al principio votemos todos igual, siempre que no haya ninguna locura; lasiguiente votación por ahí sea más difícil que votemos todos igual, la siguiente algunos votarán distinto y después ya habrá que volver a ver dónde estamos parados”, dijo uno de los bullrichistas que, se pensaba hace una semana, podía romper el bloque.

“La idea es sostener un solo bloque, dar las discusiones adentro, en la medida en la que se pueda. Ya hemos funcionado así, no es que votamos siempre unidos. Al principio, salvo que haya locuras, seguramente acompañemos todos, habrá que estudiar lo que manden. En unos meses, con el ajuste en marcha, la clase media enojada, va a ser más difícil”, afirmó un diputado del ala macrista y advirtió, por otra parte, que la fragmentación sobre todo hará más difícil negociar para el nuevo gobierno, que llega en minoría en ambas cámaras.

Mauricio Macri y Patricia Bullrich sellaron un respaldo con Javier Milei, que rechaza Horacio Rodríguez Larreta (Foto: Reuters - Agustín Marcarian).
Mauricio Macri y Patricia Bullrich sellaron un respaldo con Javier Milei, que rechaza Horacio Rodríguez Larreta (Foto: Reuters – Agustín Marcarian).

“Con Cristian como presidente de la Cámara era imposible, con Macri claramente el gobierno también, con Bullrich como ministra podía fracturarse. Por ahora se mantendría el bloque, aunque van a haber varias tribus: los de Mauricio, Patricia, Horacio, los gobernadores…”, enumeraba, en la misma línea, un legislador larretista.

Dos incógnitas se mantenían abiertas hasta este lunes en Diputados: por un lado, quién será el jefe del bloque; por el otro, qué tamaño tendría la bancada y si gobernadores no radicales de Juntos por el Cambio podrían a llegar armar su propio espacio.

Rogelio Frigerio (Entre Ríos) tendría un diputado propio; Claudio Poggi (San Luis) e Ignacio Torres (Chubut) dos cada uno; Marcelo Orrego (San Juan), uno. Figuras como Emilio Monzó, Nicolás Massot, Margarita Stolbizer trabajaban en el armado de un espacio. También se esperaba definición de Pichetto, que ingresa a la Cámara con otros dos diputados alineados. Es decir, una docena de diputados que podrían armar su propio bloque en línea con los mandatarios. Hasta ayer, fuentes parlamentarias indicaban que era menos probable que hace una semana.

Respecto a la presidencia del bloque PRO, Ritondo se encaminaba a mantener el puesto. Aunque también sonaban nombres posibles como el de María Eugenia Vidal. En los distintos sectores del partido reconocían menos problemático que continuara el actual jefe de bancada, e incluso próximos diputados bullrichistas advertían que no aceptarían una “paloma”, bajo amenaza de ruptura. La integración de la mesa de autoridades reflejará las divisiones.

Si habrá interbloque de JxC o no en Diputados con la UCR -que por otra parte también se encamina a la unidad luego de dos años de fractura– no está resuelto. Por otra parte, ya uno de los tres espacios principales, la Coalición Opositora, que ya anunció hace semanas que retomaba su autonomía. No sería una discusión inmediata. Pero, como advierten tanto en la coalición opositora, como en el peronismo, como se ordenen las fuerzas podría ser distinto dentro de tan solo unos meses.

Senado

En el Senado, el Frente PRO podría finalmente mantener un bloque de 7 en el que convivan macristas, larretistas, bullrichistas y no alineados, dependiendo también de como se muevan los gobernadores de Juntos por el Cambio, coalición que si se mantuviera como interbloque reuniría a unos 24 senadores.

Los senadores Guadalupe Tagliaferri y Luis Juez durante la sesión en la Cámara alta. (Foto NA/JUAN VARGAS)
Los senadores Guadalupe Tagliaferri y Luis Juez durante la sesión en la Cámara alta. (Foto NA/JUAN VARGAS)Por: JUAN VARGAS

Hasta las últimas horas, quien reunía mayores consensos internos para presidir la bancada amarilla desde el 10 de diciembre era el cordobés Luis Juez, que de hecho no tiene origen en el PRO. Pero no estaba 100% confirmado.

“Es casi seguro que todo se termine discutiendo ley por ley, votaciones que construyan mayorías muy puntuales que atraviesen de distinta manera a los bloques”, anticipaba un senador del partido amarillo.