Trump anuncia que se automedica y toma hidroxicloroquina para prevenir la Covid

0
238

El fármaco no cuenta con el aval de las autoridades médicas para combatir el coronavirus, que el presidente de EE.UU. no ha contraído | “Llevo una semana y media tomándolo. Y aquí sigo”, dice Trump de los potenciales efectos adversos

Washington 19/05/2020 06:25 | Actualizado a 19/05/2020

Tiene “cero síntomas” de la Covid-19, se hace tests a diario y siempre ha dado negativo pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lleva “una semana y media” tomando hidroxicloroquina, un fármaco contra la malaria cuya eficacia contra la enfermedad del coronavirus no está demostrada y las propias autoridades médicas del país han desaconsejado para tratar la enfermedad. También está consumiendo un suplemento de zinc para prevenir el contagio, dijo.

Trump sobre la hidroxicloroquina que toma

“Si no es bueno, ya lo diré. Mal no me va a hacer”

“Estaba esperando ver cómo ibans a abrir los ojos cuando lo dijera”, ha admitido Trump en una rueda de prensa con periodistas.“Llevo más o menos una semana y media tomándolo. Y aquí sigo”. Luego dijo que eran ya dos semanas. “Creo que es bueno. He oído muchas historias positivas al respecto. Y si no es bueno, ya lo diré. Mal no me va a hacer”, ha asegurado el presidente, alegando que el fármaco lleva unos 40 años en el mercado. A pesar de todas las prevenciones, el virus se coló recientemente en la Casa Blanca y ha llevado al entorno del presidente a extremar las precauciones.

Trump en la Casa Blanca.
Trump en la Casa Blanca. (Contacto / EP)

Aunque tanto en EE.UU. como en Europa se ha utilizado para tratar a pacientes que no responden a los tratamientos retrovirales contra la Covid, varios estudios de las autoridades médicas del país han concluido que los riesgos de su uso no compensan la supuesta eficacia, pues observaron que su administración elevó la tasa de mortalidad de los pacientes. La Agencia del Medicamento de EE.UU., la FDA, lo desaconseja explícitamente más allá de para pruebas clínicas, como también hizo por las mismas fechas la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios de España, ligada al Ministerio de Sanidad, ha alertado de que la hidroxicloroquina y la cloroquina pueden ocasionar trastornos del ritmo cardiaco en determinados pacientes y pidió extremar la precaución. El riesgo aumenta cuando se administra con azitromicina, coinciden tanto los especialistas españoles como los estadounidenses.

Jarro de agua fría

La Agencia del Medicamento de EE.UU. desaconseja explícitamente tomar hidroxicloroquina salvo para pruebas clínicas

Estas primeras conclusiones fueron un jarro de agua fría para el presidente, que llevaba semanas presentando el fármaco, que se usa para tratar la malaria, la artritis reumatoide o el lupus, como una cura casi milagrosa contra la Covid. Los estudios no obstante continúan, también sobre sus potenciales efectos preventivos. Hay por ejemplo un estudio en marcha en la universidad de Minnesota con 1.500 personas de alta exposición al virus por ser trabajadores sanitarios o convivir con personas que han contraído la enfermedad, informa la radio pública NPR. Trump ha asegurado que hay profesionales sanitarios que toman el fármaco como un argumento a favor de tomarlo.

No fue el médico de la Casa Blanca, Sean P. Conley, quien se lo recomendó. Pero tras el revuelo suscitado por las declaraciones y el temor de que otros estadounidenses sigan su ejemplo, a pesar de los riesgos que comporta el uso del fármaco para determinados pacientes, Conley emitió anoche un comunicado. “Después de numerosas discusiones que he tenido con él a favor y en contra del uso de hidroxicloroquina, concluimos que el potencial beneficio del tratamiento compensaba los riesgos relativos”, afirma el médico en un comunicado.

Nancy Pelosi

“Es nuestro presidente y no debería estar tomando algo que no ha sido aprobado por los científicos, especialmente en su grupo de edad y su categoría de peso”

La presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, lamentó el mal ejemplo que Trump da a los estadounidenses con su decisión. “Es nuestro presidente y no debería estar tomando algo que no ha sido aprobado por los científicos, especialmente en su grupo de edad y su categoría de peso” –que definió como “obesidad mórbida”– y añadió que debería andarse con cuidado. Entre los efectos secundarios del antipalúdico figuran posibles arritmias cardiacas que pueden ser fatales en algunos pacientes, además de dolores de cabeza, alucinaciones, cambios de humor, nerviosismo, mareos o convulsiones.

Nancy Pelosi
Nancy Pelosi (Andrew Harnik / AP)

El presidente dijo no obstante sentirse bien desde que lo toma. Chuck Schumer, líder de la oposición demócrata en el Senado, puso en duda que a pesar de lo que haya dicho realmente Trump esté tomando el fármaco. El comunicado del médico de la Casa Blanca de hecho ni confirma ni desmiente este punto, sólo da cuenta de sus discusiones con el presidente al respecto y recuerda que siguen de cerca todos los estudios sobre los posibles avances médicos para tratar la Covid. Varias figuras mediáticas conservadores defendieron en cambio la transparencia del presidente y lanzaron un debate imposible para el ciudadano de a pie sobre los beneficios médicos de un fármaco para tratar el coronavirus, del que tan poco saben los científicos.

Polémica

Trump sugirió semanas atrás a los científicos de probar a inyectar desinfectantes de uso común a pacientes de la Covid para matar el virus

El anuncio del presidente estadounidense llega tres semanas después de sus polémicas sugerencias a los científicos de probar a inyectar desinfectantes de uso común a pacientes de la Covid para matar el virus, ya que se ha comprobado que lo destruye “en un minuto”, declaraciones que obligaron a los servicios del gobierno y a los fabricantes de lejías y otros productos de limpieza a pedir a los consumidores que no los ingieran. La controversia suscitada por sus palabras, dobladas por la humorista Sarah Cooper en unos vídeos de la que se han hecho virales, llevó a Trump a suspender sus ruedas de prensa diarias sobre la crisis del coronavirus.

f: La Vanguardia