Un decreto del Gobierno prevé costosas indemnizaciones para altos cargos del Estado

0
52
La medida fue promulgada a menos de 15 días de que asuma Alberto Fernández y ya hay polémica.

Los altos cargos del Estado, es decir directores generales, directores o coordinadores del Estado que hayan sido sido nombrados por concurso público hace más de un año tendrán privilegios en caso de ser despedidos por el Gobierno entrante.

Es que el decreto 788/19 otorga una estabilidad por cinco años a los funcionarios en la “alta administración pública” y, despedir a éstos, sólo se puede hacer por tres causas: evaluaciones de desempeño insuficientes, sanciones disciplinarias o una reestructuración que implique la supresión del puesto.

Por las dos primeras causales, no se prevé indemnización alguna. Pero en caso de que la persona pierda su cargo por una reestructuración del organigrama (habitual con cualquier cambio de gestión), están previstas jugosas compensaciones.