Un documental de Netflix devela las malas prácticas de las fábricas y el consumismo irreflexivo

0
201

La docuserie de Netflix, Broken (“Sociedad de Consumo”), expone cómo la producción y comercialización “negligente y engañosa” de productos de gran demanda puede tener consecuencias nefastas.

Sociedad de Consumo, la serie de Netflix que apunta contra las imitaciones
Sociedad de Consumo, la serie de Netflix que apunta contra las imitaciones

“Broken, o “Sociedad de Consumo” es la docuserie de Netflix que cuestiona las prácticas de algunas industrias y el consumismo irreflexivo. En sus cuatro capítulos, el documental de Netflix muestra los peligros del maquillaje falsificado hasta el mobiliario desechable, pasando por el plástico y el vapeo.

Los cuatro capítulos de la docuserie de Netflix Sociedad de Consumo (Broken, en su título original) se intenta demostrar algo bien ambicioso: poner en alerta a los consumidores respecto de los peligros y daños que generan algunos tipos de productos e industrias en el mundo.

Con una hora de duración, la docuserie de Netflix ha tenido gran éxito en su recepción.

Maquillaje falso

La publicidad exagerada de los influencers y el marketing de escasez abonan el terreno para el éxito de maquillaje falso, contaminado de bacterias, plomo, arsénico y más.

Puro vapor

Originalmente para adultos, el vapeo ha enviciado a los adolescentes gracias a la publicidad hípster de empresas emergentes y en beneficio de las grandes tabacaleras.

Verdades incómodas

Fabricantes de mobiliario desechable como Ikea se valen de imágenes ecológicas para encubrir sus costos reales: estructuras fatalmente endebles, deterioro ambiental, etc.

Reciclaje de mentiras

Las corporaciones anuncian la reciclabilidad de productos plásticos desechables, muchos de los cuales terminan en vertederos o en las playas del sudeste asiático.

De este modo, Netflix continúa sumando documentales de investigación, algo que ya realizó con Rotten, la serie que explora en profundidad el recorrido que hacen los alimentos antes de llegar a nuestra mesa. El documental expone al mismo tiempo las verdades desagradables sobre “las fuerzas ocultas que manipulan lo que comemos”.