martes, marzo 5

Un hombre se ganó millones en la lotería, pero en 3 años lo perdió todo entre estafas y multas

0
154

La felicidad le duró poco a John Roberts, quien terminó sin un centavo tras ser imputado en delitos de seguridad vial y por saltarse las audiencias en el Tribunal.

Todo el mundo habrá soñado alguna vez en la vida con sacarse la lotería y poder cumplir todos sus sueños. A algunos el destino les da esa oportunidad, pero no la supieron aprovechar. Tal es el caso de John Roberts, un hombre escocés que se sacó la lotería en 1998 y tres años después no tenía ni un centavo.

El hombre, de 30 años, había ganado una suma de 3.500.000 libras esterlinas en 1998, pero no las supo administrar y su mal manejo lo llevó a terminar viviendo en una casa rodante en Leeds, el centro metropolitano en Yorkshire del Oeste, en la zona norte de Inglaterra.

Él y su esposa de ese entonces, Linda, vivían en una humilde casa de Edimburgo, pero con los millones cambiaron radicalmente su estilo de vida y se mudaron a una mansión en Blackpool. Aunque, según varios informes, la pareja terminó separándose antes que John perdiera todo el dinero en manos de los embaucadores.

Entre compras despampanantes de más de 40 autos, estafas de las que fue víctima y varios delitos de seguridad viral en los que fue multado y según informaron desde la Justicia, nunca pagó. De esta forma, John perdió en menos de tres años la gran fortuna que había logrado ganar por azar.

El caso de este hombre fue tan sorprendente, aunque no el único, que participó tiempo después en ‘Decade of Lottery Disasters’, un programa inglés en donde cuentan historias de personas que habiendo teniéndolo todo lo perdieron en un parpadeo.

La increíble mansión que había comprado para vivir con su esposa. (Foto: The Sun)
La increíble mansión que había comprado para vivir con su esposa. (Foto: The Sun)

Según informaron en aquel entonces los medios de comunicación ingleses, el hombre gastó su fortuna en gustos que siempre soñó, aunque un poco ostentosos, como la compra de 40 autos de colección.

Pero, ese dato no sería tan relevante para la perdida de su fortuna, sino que John fue víctima de una terrible estafa que golpeó duramente su bolsillo. Había comprado, supuestamente, un pub, que tiempo más tarde descubrió que él nunca había figurado en la escritura del local.

Pero esto no fue todo, así como recibió el golpe de suerte, también recibió todas las malas noticias juntas. A lo largo de esos tres cortos años, John fue protagonista de varios delitos de seguridad vial que le generaron multas muy elevadas y un llamado para presentarse en una audiencias en el Tribunal de Edimburgo, para regular su situación.

A su vez, el Ayuntamiento de Edimburgo también lo buscaba por atrasos en el alquiler e impuestos no pagados. De esta manera, el sueño de muchos terminó siendo la pesadilla de John Roberts.