sábado, julio 20

Un médico argentino salvó a una neerlandesa que había sufrido un paro cardíaco en pleno vuelo: los detalles

0
136

La mujer de 40 años se descompuso dentro del avión que había despegado desde Ámsterdam y volaba hacia Ezeiza. El médico la reanimó hasta que aterrizaron de emergencia en San Pablo.

Un argentino le salvó la vida a una mujer neerlandesa que había sufrido un paro cardíaco dentro de un avión que había despegado desde Ámsterdam y volaba hacia Ezeiza. El médico la reanimó hasta que aterrizaron de emergencia en San Pablo.

Jonatan Mareco, el joven de 36 años que es residente de La Plata, fue protagonista de un acto heroico en un vuelo que había salido el martes desde la capital de Países Bajos con destino hacia la Argentina. El viaje se desarrollaba con total normalidad hasta que una urgencia lo obligó a actuar.

Durante la noche del martes, cuando el avión estaba a miles de metros de altura, una pasajera neerlandesa de 40 años sufrió un paro cardíaco y toda la tripulación pidió con urgencia a alguien que pudiera asistirla.

Mareco rápidamente se hizo cargo de la situación y le realizó maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) para salvar la vida de la paciente, aunque las condiciones no ayudaban: el vuelo todavía estaba lejos del Aeropuerto de Ezeiza y faltaban horas para llegar.

A medida que la tensión se intensificaba, los demás pasajeros se agolparon en los estrechos pasillos del avión, que tuvo que enfrentar turbulencias inesperadas debido al descontrol que había adentro de la aeronave.

El médico realizó las maniobras de RCP ininterrumpidamente durante una hora y media, hasta que el piloto logró desviar la ruta del avión para realizar un aterrizaje de emergencia en San Pablo, Brasil.

La valiente acción de Jonatan Mareco ocurrió durante un vuelo de la empresa KLM. (Foto: Reuters).
La valiente acción de Jonatan Mareco ocurrió durante un vuelo de la empresa KLM. (Foto: Reuters).

Durante la ardua tarea, el médico recibió asistencia de una colega de Chaco que se ubicó junto a los pies de la paciente. Mientras tanto, otras personas hicieron las veces de asistentes para que Mareco pudiera comunicarse con el esposo de la mujer, quien hablaba neerlandés, y así obtener detalles médicos sobre la pasajera.

La mujer no tenía pulso y, con los recursos que teníamos en el avión, llevamos a cabo los procedimientos médicos necesarios para mantener su vía aérea despejada y descartar la hipoglucemia”, explicó Mareco al sitio 0221.

El doctor describió a la situación como “tremendamente desafiante” debido a que no sabían dónde estaban ubicados los recursos médicos necesarios, a que el espacio de trabajo era muy estrecho, a las turbulencias y a la gran cantidad de pasajeros que se amontonaron alrededor de la escena. En ese sentido, agregó: “Viajaba mucha gente neerlandesa, el idioma es difícil de entender y en principio era todo caótico”.

Luego contó que recibió junto a su colega chaqueña un aplauso de reconocimiento por parte de los presentes y brindó un detalle que podría haber cambiado el destino de la mujer. Es que tanto él como la médica chaqueña estuvieron a punto de no subirse al avión debido a la sobreventa de pasajes.

Mareco, quien se desempeña como médico reumatólogo en el Hospital San Juan de Dios y en el Hospital Italiano de La Plata, contó que al llegar a Brasil ayudaron a los médicos brasileños a subir a la víctima a la camilla.