viernes, febrero 23

Un mes de la guerra en Gaza: drama humanitario, antisemitismo y el temor a la regionalización del conflicto

0
1852

Más de 1400 israelíes y 10.000 gazatíes murieron desde el 7 de octubre. El drama humanitario de la población palestina. .

Hace un mes, el 7 de octubre, un enjambre de milicianos de Hamas provocó la mayor matanza de judíos desde la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, el conflicto entre Israel y Hamas dejó más de 11.000 muertos (1400 israelíes y 10.000 gazatíes) y un drama humanitario en la población palestina.

Pero también la guerra causó un aumento del antisemitismo en el mundo y la sensación de que la Franja de Gaza está a solo una chispa de implosionar y crear un gravísimo conflicto regional, bajo la sombra de Irán.

Cualquier cosa puede pasar”, resumió a TN el director del programa de Medio Oriente y Norte de África del Crisis Group, Joost Hiltermann.

Un mes de guerra: combates cuerpo a cuerpo, bombardeos sobre Gaza y misiles sobre Israel

Los combates y bombardeos se intensifican en la Franja de Gaza, que fue partida en dos por las fuerzas israelíes. El asalto a la ciudad, sostenida por una interminable red de túneles por donde se mueven los milicianos de Hamas, es inminente. Allí se sospecha que están retenidos los 240 rehenes secuestrados el 7 de octubre.

En tanto, la población palestina vive un verdadero drama humanitario.Los hospitales están colapsados. No hay comida, agua ni combustible. Decenas de miles de civiles huyeron hacia el sur. Otros se apiñan en las ruinas de la Ciudad de Gaza, en hospitales, escuelas o sedes de la ONU. De las más de 10.000 víctimas fatales, unos 4000 son niños, según reportes de Hamas y de agencias de Naciones Unidas.

Una unidad de artillería israelí dispara desde un lugar no revelado cerca de la frontera de la Franja de Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas (Foto: Reuters)
Una unidad de artillería israelí dispara desde un lugar no revelado cerca de la frontera de la Franja de Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas (Foto: Reuters)

Pero los misiles y cohetes caen también sobre Israel disparados desde ese enclave palestino y desde el sur del Líbano. Allí, los combatientes del Hezbollah, la milicia chiíta aliada de Hamas y financiada por Irán, mantienen la presión sobre la frontera norte de Israel. Sin embargo, se abstienen de lanzar una ofensiva total que lleve a la apertura de un segundo frente de guerra abierta.

Su líder, Hassan Nasrallah, consideró “realista” la posibilidad de una “guerra total”, pero por ahora la retórica es más profunda que la acción.

Hacia el sudeste, a más de 2000 kilómetros de distancia, las milicias hutíes de Yemen, aliadas de Teherán, lanzaron varios misiles hacia Israel interceptados por defensas antiaéreas estadounidenses. Agazapadas, están las milicias chiítas proiraníes de Siria e Irak, que atacaron bases con presencia norteamericana en ambos países.

“El riesgo de una regionalización del conflicto está definitivamente ahí. De hecho, se incrementó. Pero por ahora no es inevitable”, dijo Hiltermann.

En el terreno, Israel combate con Hamas y Hezbollah. Pero los verdaderos protagonistas detrás de escena se reservan una última jugada. Mientras una poderosa flota naval estadounidense custodia a Israel en el Mediterráneo Oriental con un devastador poder de disuasión, Irán sopesa los riesgos de involucrarse de lleno en el conflicto. Por ahora, prefiere hacer equilibrio y enfocarse en una guerra de desgaste y amenazas. Sus peones en la región son las piezas de sacrificio en un tablero geopolítico que se asemejan a un polvorín.

“El mundo debe focalizarse en la tragedia”

Para Jairo Lugo-Ocando, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sharjah en los Emiratos Árabes Unidos, “lo primero en señalar es la gran pérdida en vidas humanas. Más allá de la geopolítica y situación de guerra, el mundo debe focalizarse en la tragedia” dijo.

En diálogo con TN, el académico afirmó: “El conflicto no va a solucionarse por vía armada”

Palestinos lloran a familiares que murieron en un bombardeo israelí en la Franja de Gaza, frente a la morgue de Deir al Balah, el lunes 6 de noviembre de 2023. (AP Foto/Hatem Moussa)
Palestinos lloran a familiares que murieron en un bombardeo israelí en la Franja de Gaza, frente a la morgue de Deir al Balah, el lunes 6 de noviembre de 2023. (AP Foto/Hatem Moussa)Por: AP

Lugo-Ocando vive desde hace años en el área y conoce bien el conflicto. “Ahora existe la posibilidad de que se extienda a otras partes de la región. Líbano es quizás la mecha que puede prender el fuego”, indicó.

Por ello, consideró “urgente que Estados Unidos llame a un cese al fuego y contenga a Israel de atacar posiciones en el Líbano”. Pero el gobierno de Benjamin Netanyahu no está dispuesto a ceder en su fin de aplastar a Hamas.

Hoy, a un mes del brutal ataque que dio inicio al conflicto, el mundo observa el drama de una guerra que no tiene salida de emergencia ni un plan que dé respuestas para el día después. En ese escenario de muerte, devastación e incertidumbre, solo sobrevive una única certeza, la que todo puede ser aún peor en ambos lados de la frontera.