Una concejal de la UCR traicionó a su espacio y votó para La Cámpora

0
84

Se trata de Verónica Ludwig Dreier, quien le aseguró a La Cámpora la presidencia del consejo en Exaltación de la Cruz.

Un insólito hecho de traición volvió a repetirse dentro del arco opositor. Una concejal de la Unión Cívica Radical, votó en contra de Juntos por el Cambio y permitió que La Cámpora se quede con la presidencia del consejo.

El episodio que generó un repudio generalizado, ocurrió en Exaltación de la Cruz el pasado jueves, cuando se llevó a cabo la asunción de los nuevos concejales. Frente a esto, el oficialismo logró retener a la mayoría en el Honorable Consejo Deliberante.

“Lo que pasó fue que una concejal de la UCR votó en contra de la presidencia para Juntos y a favor de que la tenga La Cámpora y eso le permitió al oficialismo retener la mayoría contra lo que votó la mayor parte de la sociedad el 14 de noviembre. La concejal es Verónica Ludwig Dreier, quien ingresó por la UCR en el 2019”, comenzó el concejal de Exaltación de la Cruz, Raúl Sancho, según consigna Real Politik.

Y continuó: “A consecuencia de esto, cuando empezó a escalar el enojo de la gente que no salían de su asombro -porque pensemos que había casi 500 personas ese día en la jura de los nuevos concejales-, rápidamente la UCR salió de forma pública a decir que ellos no habían participado de esa decisión, que se le había dado una indicación contraria y pidieron la renuncia de la concejal”.

En este sentido, analizó la situación comentada: “La realidad es que la sociedad elige algo que tiene que sostenerse como fue elegido durante cuatro años y no puede ser que vos vayas y compres manzana y te den peras. Vos si votás Juntos, esperás tener cuatro años un representante de Juntos con los valores, los proyectos y un montón de cosas que promueve el espacio”.

“Yo entiendo que puede haber una persona que pudo haber sido radical toda su vida y más o menos termina empatizando con los valores del PJ o al revés y pueda ser candidato por otro espacio, pero una cosa es una persona que se formó en un espacio y sea candidato por otro y otra distinta es que vos seas candidato por un espacio y en el medio de tu mandato te des vuelta y te lleves una banca para otro espacio donde terminás alterando la democracia”, añadió.

Posteriormente, agregó: “Acá lo que pasó fue eso, la sociedad salió a votar algo muy específico porque la realidad es que después de treinta años por primera vez se podía dar que el oficialismo perdiera la mayoría y con lo cual te imaginaras que iba a ser un acontecimiento histórico acá y a voluntad de la mayor parte de la sociedad que queda trunca por la decisión de una sola persona que no responde a ningún proyecto político, ni ideológico ni nada. Es simplemente una inmoralidad”.

“Como toda situación de corrupción incluye a dos personas, igualmente corruptas, el que se vende y el que lo compra y socialmente eso no debería pasar la aprobación de nadie porque cuando uno va a ver su equipo a la cancha la idea es que gane con dos goles y no comprando al arbitro o arreglando los papeles, en una cuestión administrativa. Y si a la larga eso es común, nadie quiere ir a ver los partidos”, cerró.

El hecho se suma a lo ocurrido días atrás con la diputada provincial del partido FE, Natalia Sánchez Jauregui, quien se incorporó al Frente de Todos y le dió un alivio al espacio -que viene de perder la elección legislativa- al mantener la mayoría parlamentaria.