Diputada K habló de“la maldición de exportar alimentos” y la oposición le salió al cruce

0
106
Fernanda Vallejos, una de las principales defensoras de imponer restricciones a la exportación de maíz, aseguró además que «es imperioso desacoplar precios internacionales y domésticos, ya que los domésticos deben regirse por la capacidad de compra (en pesos) de los argentinos» La diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos generó polémica este miércoles al asegurar que la Argentina tiene “la maldición de exportar alimentos”, en referencia a las restricciones a las exportaciones de maíz que impuso el Gobierno Nacional y que, ante el rechazo de un sector del campo, se vio obligado a retrotraer.

Además, la diputada cercana a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, promovió el intervencionismo estatal para regular los precios internos de los productos exportables: “Es imperioso desacoplar precios internacionales y domésticos, ya que los domésticos deben regirse por la capacidad de compra (en pesos) de los argentinos”.

Y sumó: “Los precios de los bienes sensibles, empezando por los alimentos, deben estar en niveles razonables para que sean accesibles para el pueblo. Pero, además, salarios, jubilaciones e ingresos deben crecer por encima de la inflación y recuperar lo que perdieron en los últimos 5 años”.

La diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos generó polémica este miércoles al asegurar que la Argentina tiene “la maldición de exportar alimentos”, en referencia a las restricciones a las exportaciones de maíz que impuso el Gobierno Nacional y que, ante el rechazo de un sector del campo, se vio obligado a retrotraer.

Además, la diputada cercana a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, promovió el intervencionismo estatal para regular los precios internos de los productos exportables: “Es imperioso desacoplar precios internacionales y domésticos, ya que los domésticos deben regirse por la capacidad de compra (en pesos) de los argentinos”.

Y sumó: “Los precios de los bienes sensibles, empezando por los alimentos, deben estar en niveles razonables para que sean accesibles para el pueblo. Pero, además, salarios, jubilaciones e ingresos deben crecer por encima de la inflación y recuperar lo que perdieron en los últimos 5 años”.

Las palabras de Vallejos generaron una inmediata reacción entre la oposición. Pablo Torello, diputado macrista con intereses en el sector agropecuario, fue el primero en salirle al cruce: “Y si quieren alimentos más accesibles, saquen impuestos!!!!”.

Luego, Torello compartió un cuadro donde desagrega el precio de la soja, el trigo y el maíz, destacando qué porcentaje del mismo va al productor y qué porcentaje va a derechos a la exportación y “distorsiones” impositivas: “Así están desacoplados los precios hoy. O no sabes nada o tu comentario es ideológico. Viendo el cuadro queda claro. Son 10000 millones de dólares. Si no pueden proveer alimentos , me parece que falta gestión. Y mucha”.

Y cerró: “Me parece que la maldición no es esa. En el mundo no hacen lo que propones. Y ya que ‘gobiernan’ mejórenle el ingreso a la gente (como les dijeron en campaña) para que pueda comprar lo que necesita. Corriendo a la inversión no creo que lo logren”.