jueves, julio 18

Una nueva encuesta revela el futuro del mercado laboral: trabajar desde casa, una práctica que vino para quedarse

0
254

Un informe publicado por un reconocido portal de empleos se pregunta cómo cambiará el mundo del trabajo en los próximos 10 años.

La pandemia presentó masivamente nuevas formas de trabajo. El paso abrupto de la presencialidad a la virtualidad aceleró un proceso de home office que ya se venían desarrollando lentamente.

Ahora, todo apunta a que trabajar desde casa vino para quedarse, al menos en formato híbrido. Así lo indica una nueva encuesta realizada por el sitio de empleos Bumeran, donde se revela que el 54% de los trabajadores argentinos creen que el mundo del trabajo va a ser mejor en el futuro, por lo que los rápidos cambios de la pandemia en este aspecto parecen ser positivos. Por su parte, el 32% piensa que “no va a cambiar tanto” y el 14% opina que “va a empeorar”.

El informa relevó la opinión de 480 usuarios. Del total de los encuestados, el 65% indicó que en 10 años el mercado laboral será “totalmente diferente, mientras que un 32% indicó que será parecido al actual y un 3% respondió que será igual.

En este sentido, el 36% de los consultados indicaron como su principal esperanza en este ámbito el “poder disfrutar realmente de trabajar de lo que les gusta”. Luego, un 22% aspira a “poder trabajar desde cualquier lugar y viajar más”, mientras que un 18% quiere “que las condiciones laborales mejoren”.

En contraposición, los tres principales temores de los encuestados son: que aumente la precarización laboral (30%), no lograr adaptarse y quedar fuera (21%) y convertirse en una especie de autómata que trabaja 24×7 (15%).

Ante estas respuestas , arolina Molinaro, Head of Marketing regional de Jobint, destacó como los jóvenes apuntan cada vez más a poder trabajar de lo que disfrutan realmente: “El trabajo ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas, en cuanto al tiempo y las expectativas que uno deposita en él, que a la gente ya no le da igual que le guste o no”, explicó la especialista a El Cronista.

“El trabajo, tarde o temprano, va a cambiar y de eso no hay dudas”, remarcó Molinaro. Y concluyó: “La clave va a estar en poder adaptarnos al mismo, como empresas y como personas trabajadoras, priorizando siempre el trabajo en equipo y el bienestar de los talentos, que son los que hacen posible el funcionamiento de las compañías”.