Veinte años atrás, Osama bin Laden llamaba a su madre para anticiparle que “algo grande” sucedería

0
625

Veinte años atrás, Osama bin Laden llamaba a su madre para anticiparle que “algo grande” sucedería

La llamada que significó el advenimiento de una nueva era en el mundo

Un día como hoy, hace veinte años, Osama bin Laden estaba llamando a su madre, Alia Ghanem, para anticiparle que horas más tarde “algo grande estaba a punto de suceder”. El golpe ya estaba en marcha.

Varios medios estadounidenses como Newsweek, CNN y The NY Times, hicieron una reconstrucción cronológica de cara al aniversario número 20 del múltiple atentado en simultáneo a las Torres Gemelas (World Trade Center), el Pentágono y el Vuelo 93 de United Airlines, que dejaron un saldo de 2.977 víctimas fatales el 11 de septiembre de 2001. En esa recopilación se incluyó una comunicación que anunciaba el terror.

“Dentro de dos días escucharás una gran noticia y no tendrás noticias mías hasta dentro de un tiempo”, le habría dicho el decimoséptimo de los Bin Laden a su madre, Alia Ghanem.

Para varias generaciones de estadounidenses, el 11S se convirtió en el famoso “Dónde estabas cuando le dispararon a Kennedy?”. Ambos eventos, signados por la tragedia, quedarían grabados en la memoria colectiva del mundo entero, pero también en los libros y en las aulas.

El primer hecho que desencadenaría la secuencia se registró a las 4:45 a.m.: el secuestrador del Vuelo 93 de United Airlines, Ziad Jarrah, que se encontraba en el Hotel Days Inn del Aeropuerto de Newark (Nueva Jersey), empieza a hacer llamadas telefónicas a gente en el Líbano y Francia, luego de comunicarse con su esposa, Aysel Senguen in Germany.

A las 8:50 a.m.: al presidente George W. Bush le informan que un pequeño avión impactó en el World Trade Center. En ese momento, Bush se encontraba de visita en una escuela secundaria de Sarasota, Florida, y el dato que le acercan es que se trata de algo parecido a un accidente.

24 minutos después, Bush abandona el salón de clases y es dirigido hacia un área privada de la escuela. Un minuto después, se entera por la cobertura televisiva del derrumbe de las Torres Gemelas.

T