Vergüenza: la Corte Suprema volvió a extender la feria judicial que ya lleva más de 100 días

0
90
La feria rige desde marzo, cuando comenzó el aislamiento obligatorio y los tres poderes del Estado debieron readaptar sus actividades con nuevos protocolos. En muchos casos la tarea habitual se vio interrumpida A pesar de que este lunes por la mañana había confirmado la decisión de levantar la feria judicial extraordinaria en la que había ingresado por el avance del coronavirus en Argentina, la Corte Suprema de Justicia decidió por la tarde retroceder en su decisión y archivar la acordada. Así, el Poder Judicial continuará con una feria judicial que ya lleva más de 100 días.

Durante el fin de semana habían avanzado en la acordada que tenía cuatro votos a favor de levantar la feria (los de Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti) y un voto en contra, el de Elena Highton. Pero apenas trascendió la noticia en los medios de comunicación, el presidente del máximo tribunal comenzó a recibir llamados desde el Gobierno para hacer lo contrario.

El texto de la acordada final señala que se mantendrá el funcionamiento de todos los tribunales federales con asiento en el interior del país, respecto de los cuales se dispuso el levantamiento de la feria en los términos previstos en las acordadas 17, 19, 20, 23 y 24.

También detallaron que durante la feria extraordinaria la Corte Suprema funcionará con todos sus miembros y secretarios; y que se mantendrá la atención al público para los tribunales de feria de lunes a viernes desde las 9.30 hasta las 13.30.

“A través de distintas acordadas se instrumentó una serie de medidas que conjugaron la prestación del servicio de justicia con la protección de la salud de los empleados, funcionarios, magistrados, como así también del público en general que concurre a los tribunales”, señala en sus considerandos.

En una primera instancia la Corte había decidido prorrogar la feria en juzgados de primera instancia y, sorpresivamente, en los tribunales orales, pese a que hay varios juicios de relevancia institucional esperando una habilitación para poder reanudarse.

La decisión de mantener cerrados los TOF había generado malestar en la comunidad jurídica porque atenta contra uno de los principios fundamentales del derecho: el de garantizar procesos ágiles.

El máximo órgano judicial ya había resuelto levantar la feria judicial en 14 provincias en las últimas semanas: algunas ciudades de Buenos Aires, Catamarca, Tierra del Fuego, La Rioja, Santa Fe, Corrientes, Tucumán, Chubut, Mendoza, Santa Cruz, San Juan, San Luis y Córdoba. Se trata de zonas que se encuentran en una etapa más avanzada del aislamiento obligatorio donde la circulación del virus está más controlada que en otras partes del país.

En esas jurisdicciones, se ordenó que “todo el personal judicial que concurra a los tribunales y dependencias para prestar servicios deberá adoptar todas las medidas de prevención, higiene, movilidad y transporte emanadas de las autoridades competentes en el respectivo ámbito”, mientras que se mantuvieron “las licencias excepcionales, a favor de aquellos magistrados, funcionarios y empleados” que estén en grupos de riesgo o dentro de los exceptuados en resoluciones anteriores.