Volar a Buenos Aires es un 140% más caro que el año pasado

0
208

A nivel general, el costo de los vuelos domésticos aumentó un promedio de 50% de junio a nivel general.Grandes fluctuaciones de precios marcan nuevas tendencias turísticas.

Las búsquedas de vuelos desde Salta a Buenos Aires aumentaron un 1.000% el mes pasado.

Para el viajero argentino, la pandemia no fue solo un impedimento para poder viajar. También fue un período de tiempo mucho más costoso para planear y comprar futuros viajes. Esta es una de las conclusiones del Barómetro, un importante estudio latinoamericano sobre tendencias turísticas que anualmente lanza el buscador de vuelos y hoteles Viajala.com.ar.

Este año el metabuscador analizó 10 millones de búsquedas de vuelos en varias ciudades de América Latina entre abril y noviembre, período durante el cual se dio el aislamiento social obligatorio, y comparó los resultados con los mismos meses de 2019.

Datos de Salta

El mes pasado, las búsquedas de vuelos desde Salta a Buenos Aires se incrementaron en más de 1.000%. «Eso muestra un poco de recuperación, ya que los viajeros poco a poco vuelven a buscar billetes de avión», señalaron a El Tribuno fuentes del metabuscador que opera actualmente en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú.

Los destinos más buscados desde Salta en octubre, noviembre y la primera semana de diciembre fueron Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Iguazú y Rosario.

En los vuelos de Salta a Buenos Aires, el promedio de aumento en los pasajes fue del 140%, en relación con los mismos meses de 2019.

Variaciones

Tras la declaración de la pandemia, en abril se dispuso una prohibición de todos los vuelos nacionales e internacionales en Argentina. Esta situación produjo un aumento en el costo promedio de los vuelos programados a partir de la reapertura gradual del tráfico aéreo.

Según los datos relevados, a nivel general, el costo de los vuelos domésticos aumentó un promedio de 50% de junio en adelante, en comparación con las tarifas de 2019.

El mes más caro para planear un viaje y comprar un vuelo durante la pandemia fue mayo. El precio encontrado en las búsquedas hechas ese mes fue 122% más alto que el del mismo período del año pasado. El segundo mes más caro fue abril, con precios 86% más altos que en 2019.

Aumento excesivo

«A diferencia de los otros países latinoamericanos donde hicimos ese mismo estudio, como Brasil, Perú, México y Colombia, donde los precios de los billetes de avión cayeron durante la pandemia, vimos que en Argentina el aumento del precio fue muy expresivo», remarcó Thomas Allier, CEO y fundador del buscador Viajala.

Con la inseguridad sobre cuándo se volvería a volar, los viajeros argentinos aumentaron la anticipación en la búsqueda de vuelos nacionales solo ida en un 100%. Este año la anticipación promedio en la búsqueda de vuelos (solo ida) fue de 20 días, el doble en relación con los 10 días que marcó el mismo indicador en 2019.

En vuelos de ida y vuelta la anticipación promedio aumentó 51%, de 31 días en 2019 a 47 días en 2020. «Esta tendencia no significa estrictamente que la gente está organizando sus viajes con más anticipación, sino que, debido a la incertidumbre, los viajeros hicieron más búsquedas inspiracionales y cambiaron sus planes, al no saber cuándo volverían a viajar», explicó Allier.

El estudio también reveló que el porcentaje de vuelos nacionales de un solo tramo aumentó 38% durante la pandemia, en relación al 2019. En el caso de los vuelos internacionales, este porcentaje llegó al 600%. «Cuando el virus llegó a Latinoamérica, muchos viajeros, nacionales e internacionales empezaron a buscar la manera de volver a casa con sus familias, o de repatriar a algún familiar desde otro país», precisó Allier.

Los costos inclinan la balanza

El procesamiento de datos del metabuscador Viajala sacó a relucir algunos destinos turísticos que se perfilan con buenas tendencias para 2021. El más destacado fue La Rioja, ya que la búsqueda de vuelos con destino al aeropuerto Capitán Vicente Almandos Almonacid aumentó un 70% más que el promedio del mercado doméstico.

Un dato clave: en los vuelos desde Buenos Aires a esa provincia el precio de los pasajes subió un 7% durante el período analizado, valor considerablemente más bajo que el aumento promedio del 94% en otros destinos del país.

Con viñedos y olivares, lagunas azules, salares, parques naturales como el Talampaya y el turismo aventura, La Rioja empieza a mostrarse como alternativa de la plaza mendocina.

Otro destino que resalta es Esquel, en la Patagonia. Registró un aumento del 260% en las búsquedas con relación al promedio del mercado doméstico. La ruta Buenos Aires-Esquel tuvo un aumento promedio del 27% en los billetes aéreos.

Con buenas opciones para el turismo de nieve, Esquel aparece como opción al destino de invierno más tradicional, Bariloche. La ciudad en el noroeste de Chubut recibe menos visitantes que el centro turístico de Río Negro y, en consecuencia, presenta menos riesgo de aglomeración. Allier destacó que Bariloche tiene “mayor oferta de vuelos”, pero Esquel es “más barata, más tranquila y favorece más el aislamiento”. 

f:Tribuno