Volverían las restricciones para el comercio, gastronomía y gimnasios

0
164

Las medidas tendrían una vigencia de 7 a 10 días. Evalúan subsidios a sectores afectados. Varios intendentes anticiparon su apoyo a las medidas que tome el Gobierno provincial.

El Gobierno evalúa la evolución de la COVID-19 en Salta para definir el nuevo esquema de restricciones. Pablo Yapura

Comercio, gastronomía y gimnasios serían algunos de los principales sectores que deberán volver a cerrar sus puertas durante unos siete a diez días después del 20 de septiembre, cuando culmine el actual sistema de restricciones.

Según lo que pudo averiguar anoche El Tribuno, el gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz, analiza una suerte de regreso a fase 1 flexibilizada, con actividades como la construcción autorizadas pero con restricciones al comercio, la gastronomía y los gimnasios, entre otras.

El mandatario provincial mantuvo en los últimos días numerosas reuniones con referentes de la salud y del sector comercial para analizar y consensuar las medidas con el objeto de priorizar el aspecto sanitario, pero afectando lo menos posible la economía local.

Altas fuentes del Gobierno provincial indicaron a este diario, además, que «se está haciendo una auditoría de camas en hospitales, clínicas y sanatorios porque el sistema sanitario está casi colapsado».

«No queda otra que aplicar medidas más fuertes», admitieron, aunque aclararon que no se trata de una fase 1 en sí misma, si no más bien una flexibilizada.

Además, anticiparon que están analizando la instrumentación de un subsidio para ayudar a los sectores afectados con este nuevo parate en las actividades.

Mientras tanto, mañana se reunirá el Comité Operativo de Emergencias (COE) y continuarán las reuniones del gobernador con referentes de distintos sectores para escuchar posiciones y evaluar alternativas.

En los últimos días Salta sufrió una importante multiplicación de los casos, a tal punto que Nación la mencionó ayer como una de las ocho provincias con más aumentos de contagios e, incluso y más preocupante, con el sistema sanitario al límite.

Sin embargo, el Gobierno nacional evitó involucrarse respecto de la situación de Salta y las provincias que comparten su crítica realidad y solo recomendó incrementar las restricciones.

Nación, al margen

De hecho, a diferencia de lo que ocurría cuando el incremento de casos se daba en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el reporte de la situación en el interior no fue presentado por el presidente Alberto Fernández, sino que se hizo a través de un video grabado.

Con «la pelota en su cancha», al Gobierno de la Provincia le toca la tarea de definir los pasos a seguir para combatir a la pandemia en el momento que más duro golpea a Salta.

En este contexto, un grupo de intendentes de las localidades de Capital, Tartagal, Orán, Rosario de la Frontera, Metán y Rosario de Lerma emitió un documento de respaldo a la decisión que tome el gobernador y llamó a la comunidad a acompañar las medidas que dicte el Gobierno provincial.

Ayer Salta superó los 8.000 contagios, tiene una ocupación de camas que llega al 93% y hasta el momento son 134 las víctimas fatales.

Mientras tanto, ayer el Gobierno nacional anunció la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 11 de octubre.

Además, recordó que al inicio de la pandemia el problema estaba concentrado en el AMBA, pero que «el mapa cambió» y ahora «el 49,2% de los casos están en las provincias», cuando antes era el 7%.

El Comité Operativo de Emergencia se reunirá hoy a partir de las 9.30 para analizar la evolución de la situación sanitaria de la provincia y presentarle una recomendación al gobernador Gustavo Sáenz para decidir los nuevos pasos a seguir.

Para graficar, citó los ejemplos de Jujuy, Mendoza, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santa Fe, La Rioja, Tucumán, Salta, Neuquén y Córdoba como las provincias que «más casos acumularon en los últimos 15 días».

Indicó que ocho de esos distritos, entre los que se cuenta a Salta, «muestran una alta tensión en su sistema de salud».

Apoyo de los intendentes

Por su parte, los intendentes de las principales ciudades de la provincia emitieron ayer un comunicado de apoyo a la decisión que tome el Gobierno provincial.

El documento expresa que «los intendentes de las ciudades de Orán, Pablo Damián González; Rosario de la Frontera, Gustavo Solís; Tartagal, Mario Mimessi ; Metán, José María Issa; Rosario de Lerma, Enrique Martínez, y de la Capital, Bettina Romero, hicieron un llamado a la unidad como salteños ante la crítica situación que estamos viviendo».

Expresaron «su acompañamiento al gobernador Sáenz, quien en estas horas tiene que tomar decisiones difíciles».

«Desde nuestros municipios estamos a entera disposición del Gobernador para colaborar y prestar nuestra visión a las autoridades provinciales», sostuvieron los intendentes en el comunicado.

A los jefes comunales les preocupa que el Gobierno provincial actúe en línea con lo hecho por Nación y deje librado a la decisión de los municipios las medidas a tomar en cada distrito de la provincia.

En un mensaje a la ciudadanía, los intendentes afirmaron que «estamos atravesando una situación muy compleja que requiere de la colaboración de todos lo salteños», y clamaron: «Por favor, sigamos cuidándonos entre todos, y no olvidemos la entrega y dedicación del personal de salud y de seguridad, que se exponen día a día en cada rincón de la provincia para cuidarnos». Finalmente, hicieron un llamado «a la solidaridad y la empatía que caracteriza a todos los salteños. Hoy más que nunca, todos unidos», sostuvieron.