lunes, junio 17

Cómo quedó el mapa electoral después de las elecciones en Mendoza

0
104

Juntos por el Cambio sumó un nuevo distrito electoral y ya son siete las provincias pintadas de amarillo. Podría llegar a nueve si repite las victorias que obtuvo en CABA y Entre Ríos en las PASO.

El radical Alfredo Cornejo fue elegido este domingo como gobernador de Mendoza con el 39,5% de los votos y ya son siete las provincias que estarán en manos de Juntos por el Cambio a partir del 10 de diciembre.

El triunfo de Juntos por el Cambio es el tercero de forma consecutiva -se suma a las victorias de Santa Fe y Chaco en las últimas dos semanas- y el mapa electoral podría pintarse de amarillo a partir del 22 de octubre.

La cuenta podría llegar a nueve si la coalición opositora repite las victorias que obtuvo en las PASO con Jorge Macri en la Ciudad de Buenos Aires y con Rogelio Frigerio en Entre Ríos.

“Vamos a entrar a la Ciudad de Buenos Aires, a Entre Ríos, la provincia de Buenos Aires y de ahí nos vamos a gobernar el país todos juntos con una nueva mayoría”, había dicho Bullrich tras la victoria en Chaco.

Así quedó el mapa electoral tras la victoria de Alfredo Cornejo en Mendoza. (Foto: TN).
Así quedó el mapa electoral tras la victoria de Alfredo Cornejo en Mendoza. (Foto: TN).

Cómo quedó el mapa electoral tras la victoria de Cornejo en Mendoza

En este 2023 en la Argentina hubo elecciones en todas las provincias. En Corrientes fue para elegir legisladores, pero en las otras 22, a puestos ejecutivos. Con Mendoza, ya son 20 las que definieron quiénes serán los gobernadores a partir del 10 de diciembre. En las restantes se celebraron las PASO.

Si bien la tendencia inicial del año electoral marcó una continuidad de los oficialismos, las generales en las últimas localidades mostraron también un apoyo considerable al cambio. Este último punto quedó reflejado en las provincias del centro del país.

En San Luis, el peronismo perdió una hegemonía de décadas en manos de los Rodríguez Saá ante un exaliado, el exgobernador,Claudio Poggi. Mientras que en San Juan, Marcelo Orrego puso fin a 20 años de gobiernos del PJ que tuvieron como figuras exponentes en las últimas décadas a Sergio Uñac y José Luis Gioja.

Chubut, Santa Fe y Chaco se sumaron a la oleada de cambios de color político. Los triunfos de Ignacio Torres, Maximiliano Pullaroy Leandro Zdero -en ese orden- protagonizaron tres de los triunfos más resonantes de Juntos por el Cambio, arrebatándole la provincia a dos exponentes peronistas como Omar Perotti y Jorge Capitanich.

En tanto, Neuquén fue la primera elección que marcó un cambio de época. En un escenario parecido al de San Luis, un exmiembro del Movimiento Popular Nequino -que gobierna desde hace 60 años- Rolando Figueroa, logró imponerse a la estructura local con un apoyo más que amplio: desde el propio Mauricio Macri hasta sectores del peronismo.

Santa Cruz también mostró un cambio de gobierno. Luego de 40 años de peronismo -32 de ellos con una fuerte impronta kirchnerista-, el diputado nacional y secretario general del sindicato petrolero Claudio Vidal se convirtió en el nuevo gobernador con una fuerza provincial.

Ya sea con el mismo dirigente o con sus sucesores, y a ambos lados de la grieta partidaria, en 11 provincias se apostó por la continuidad de las gestiones.

Estos fueron los casos deGildo Insfrán (Formosa), Martín Llaryora (Córdoba),Osvaldo Jaldo(Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Sáenz (Salta), Sergio Ziliotto (La Pampa), Alberto Weretilneck (Río Negro), Hugo Passalacqua (Misiones), Carlos Sadir (Jujuy), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y ahora Alfredo Cornejo (Mendoza).

Gildo Insfran obtuvo su octava reelección consecutiva con más del 70% de los votos.
Gildo Insfran obtuvo su octava reelección consecutiva con más del 70% de los votos.

En La Rioja, Ricardo Quintela logró su reelección holgadamente con el 50,63%, casi 20 puntos más que Felipe Álvarez (JxC). La Pampa también vio a su gobernador reelecto: Sergio Ziliotto sacó más del 45% de los votos, aunque hubo un avance de la coalición opositora que con Martín Berghongaray obtuvo el 42%.

En Formosa, Gildo Insfrán logró su octava reelección con casi el 70% de los votos. Mientras que en Tucumán, el amplio triunfo de Osvaldo Jaldo implicará la continuidad del proyecto de Juan Manzur. A su vez, en Tierra del Fuego, Gustavo Melella (FORJA), más cercano al kirchnerismo, logró su reelección en primera vuelta con el 53% de los votos.

En Córdoba hubo una ajustada elección en la que triunfó Martín Llaryora. El hombre cercano al gobernador Juan Schiaretti -quien competirá por la presidencia dentro de un peronismo no kirchnerista- le sacó sólo tres puntos de diferencia al dirigente del PRO, Luis Juez, apoyado por Patricia Bullrich.

Salta, Río Negro y Misiones continuarán siendo gobernadas por partidos con fuerte identificación con sus provincias.

Gustavo Sáenz, de Identidad Salteña, logró ser reelecto con un apoyo de más del 47% de la población. Si bien tiene una postura absolutamente dialoguista, se trata de uno de los dirigentes más cercanos al precandidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa. Allí presentaron candidatos tanto Juntos por el Cambio como el Frente de Todos y sacaron 17% y 16%, respectivamente.

En Misiones, el Frente Renovador de la Concordia logró un contundente 65% de los votos de la mano de Hugo Passalacqua. En segundo lugar, lejos, quedó Juntos por el Cambio con el 26,57% de los votos.

En Río Negro, Alberto Weretilneck volverá a gobernar y, de esta manera, también el frente Juntos somos Río Negro.

El radicalismo continuará liderando los destinos de Jujuy. Carlos Sadir fue electo como el sucesor de Gerardo Morales, excandidato a vicepresidente de Larreta, con el 49,25% de los votos. Allí el Frente de Todos fue duplicado: Rubén Rivarola sacó el 22,32%.

Mismo caso que en Mendoza, donde el radicalismo continuará al mando de la provincia. Allí, Alfredo Cornejo fue elegido comoel sucesor de Rodolfo Suárez y tendrá su segundo mandato como gobernador.