jueves, febrero 29

EVANGELIO DEL DÍA

0
137

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo 10,7-15

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:
«ld y proclamad que ha llegado el reino de los cielos. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, arrojad demonios.
Gratis habéis recibido, dad gratis.
No os procuréis en la faja oro, plata ni cobre; ni tampoco alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en una ciudad o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludadla con la paz; si la casa se lo merece, vuestra paz vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros.
Si alguno no os recibe o no escucha vuestras palabras, al salir de su casa o de la ciudad, sacudid el polvo de los pies.
En verdad os digo que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma y Gomorra que a aquella ciudad».

Palabra de Dios
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Mt. 10, 7-15:

💫Proclamen y curen.

1) El Reino de Dios:

Jesucristo es ese Reino de Dios, es su persona en totalidad. Vos y yo, que somos sus discípulos, estamos destinados a hablarle a los demás de Jesús, de este nuevo anuncio. El cómo lo anuncio va variando. Por ejemplo, Juan Pablo II cuando hablaba a los comunistas de Dios, sin mencionar la palabra Dios, diciendo «la Vida», la «Verdad», «la Felicidad», etc. Hoy vivimos esa experiencia de anuncio, pero es tu creatividad quien presentará el cómo. Muchas veces nos hemos presentado como cristianos, pero no anunciantes a Cristo. Más nos detuvimos a anunciar normas o a acentuar términos morales, pero no empezamos por mostrar a Jesús, el eje central.

2) Curen y resuciten:

Es la fuerza de Dios que está en vos. Dimensiona el bien que podés hacer a tanta gente, cuánta vida podés dar a la gente que te rodea, lo lindo que podés hacer en la vida de personas que están muertas en vida. Tu presencia, tu sonrisa, tu alegría, tu entusiasmo, tu dulzura. Ese combo de vos, con la presencia de Jesús, puede aliviar el paso por esta vida de mucha gente.

3) La paz:

Es el eje de tu vida, porque si vas a salir a anunciar, si vas a hacer cosas en la vida del otro, debe haber un detalle en vos. Vos tenés que tener paz. La paz se la consigue en Jesús, en la vida espiritual que llevas, en tu relación con Dios. Busca tu paz para dar paz y desde allí ayudarás a la vida de otros. Tu corazón en paz puede ser la semilla de la paz de este mundo. Algo bueno está por venir.