lunes, febrero 26

EVANGELIO DEL DÍA

0
94

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo 23, 13-22

Jesús habló diciendo:
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para conseguir un prosélito, y cuando lo han conseguido lo hacen dos veces más digno del infierno que ustedes!
¡Ay de ustedes, guías ciegos, que dicen: «Si se jura por el santuario, el juramento no vale; pero si se jura por el oro del santuario, entonces sí que vale»! ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro o el santuario que hace sagrado el oro? Ustedes dicen también: «Si se jura por el altar, el juramento no vale, pero vale si se jura por la ofrenda que está sobre el altar.» ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar que hace sagrada esa ofrenda?
Ahora bien, jurar por el altar, es jurar por él y por todo lo que está sobre él. Jurar por el santuario, es jurar por él y por aquel que lo habita. Jurar por el cielo, es jurar por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él.

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Mt. 23, 13-22.

💫¡Ay de ustedes!

1) Ni entran ni dejan entrar:

Creo que muchas veces vivimos un catolicismo sin Dios. Hasta incluso se prenden ideologías dentro del cristianismo y eso mata al Evangelio y al evangelizador. Cuántas veces vemos católicos que se fijan más si el cura usa sotana o no, o si la persona reza con las manos abiertas o cerradas, si comulga de rodilla o con la mano, si reza en latín o en su idioma, si trae mantilla o si viene de jeans. Parece que nos hemos convertido en cristianos que miran más como esencial lo externo que lo interno, convirtiendo incluso al sacerdote en una serie de peaje que es quien decide si vos pasas o no.

2) Hipocresía:

No tengas doble cara, enfrenta y asumí las cosas. Habla cuando tengas que hablar, pero eso sí, hay que hablar en el momento justo. Cuando alguien dice “mira, te lo tengo que decir” es porque ya vino hace tiempo razonando cosas… pero el error es decir las cosas desde el enojo y la rabia, porque ya no dice, “hiere”. No caigas en la hipocresía de estar con alguien por solo llenar un vacío y tampoco busques hacerte fanático de la religión para escapar de tu realidad. No te aferres a ilusiones imposibles, pues ello te hace vivir en constantes hipocresías. Viví y lucha por tus sueños y no sueltes las batallas que ello te implica. Hay veces que es preferible ser un soldado herido que lucha por sus sueños, a ser un duque hipócrita que por quedar bien con todos no vive su vida y solo cumple los sueños de otros que se creen sus reyes y dueños.

3) Lo importante:

Gabriel García Márquez presenta algo que me hizo volar la cabeza en un texto de una supuesta marioneta que dice
“si por un instante (dice la marioneta) se me olvidara que soy una marioneta de trapo, y pudiera tener un trozo de vida como la de los humanos, aprovecharía el tiempo lo más que pudiera y se lo agradecería a Dios. No diría todo lo que pienso pero pensaría todo lo que diría. Daría valor a las cosas, no por lo que valen sino por lo que significan. Si Dios me obsequiara un trozo de vida como tienen los humanos les diría a los hombres cuán equivocados están. Que piensan que dejan de enamorarse, porque envejecen, sin saber que envejecen porque dejaron de enamorarse. Al niño le daría alas pero lo dejaría volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido. Si supieras que estos son los últimos días de tu vida dirías muchas veces “te amo’y no asumirías tontamente que la gente lo sabe. Sé que hay un mañana y Dios nos da la oportunidad.” Hoy date la oportunidad de vivir tu fe sin hipocresías estructurales y ama la vida sabiendo que la fe te llena de oportunidades. Algo bueno está por venir.