Fondos chinos, claves para el gasoducto minero Vicuña

0
220

El proyecto para la Puna depende de inversiones que se gestionan en Asia. Una visita de funcionarios nacionales al país asiático trajo novedades sobre el litio.

La comisión del Ministerio de Economía de la Nación que estuvo esta semana en China trajo diversas novedades de inversión en el país, algunas relacionadas con la minería. La más relevante para la actividad es el interés de inversores del país asiático en la construcción de la segunda etapa del gasoducto Néstor Kirchner, con el que se espera llevar el gas de Vaca Muerta (Neuquén) al norte argentino. Esa obra implica la reversión del Gasoducto del Norte, que es clave para el denominado proyecto Vicuña, con el que se busca crear una nueva red hacia las plantas mineras de la Puna de Salta, Jujuy y Catamarca.

La delegación económica, encabezada por el ministro Sergio Massa, también tuvo reuniones con la empresa Tibet Summit Resources, que tiene a su cargo dos yacimientos de litio en los salares salteños Arizaro y Diablillos, en los que se prevé una inversión US$1.700 millones. Hubo, además, una jornada de intercambio con la minera Ganfeng Lithium, que construye el proyecto de litio Mariana en el Salar Llullaillaco, que es uno de los tres que entrarán en producción en la provincia entre 2024 y 2025.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, quien participó del viaje, ratificó el interés de la empresa Power China en sumarse a la segunda etapa del Gasoducto Néstor Kirchner.

Hacia fines de junio se estima que esté en funcionamiento el primer tramo del gasoducto que transportará el gas de Vaca Muerta hasta la provincia de Buenos Aires, luego, se continuará con la obra desde Saliqueló hasta la localidad santafesina de San Jerónimo.

La segunda etapa comprende obras complementarias como la reversión del Gasoducto Norte y la instalación de plantas compresoras que consolidarán la capacidad de transporte local y los flujos necesarios para alcanzar el autoabastecimiento en materia de gas.

«El Gasoducto Néstor Kirchner impactará positivamente no sólo en el sector de usuarios residenciales, también es fundamental para el desarrollo de nuestra industria, porque otras ramas de la actividad económica, como la minería en el Norte, van a contar con gas», dijo Royón.

Tras el cambio de sentido de la dirección en la que se transporta el gas por el Gasoducto del Norte, que es operado por la empresa privada TGN (Transportadora de Gas del Norte), comenzarán los trabajos para la red de gas minera hacia la parte cordillerana de Catamarca, Salta y Jujuy. De esa manera, se dejará de depender del gas que llega desde Bolivia.

De acuerdo al proyecto, la obra del Gasoducto Vicuña sería financiada por las propias compañías mineras que operan en la Puna y liderada por TGN. Tendrá una extensión entre 300 a 400 kilómetros y una capacidad de unos 3,9 millones de metros cúbicos de gas por día.

En la feria Arminera, que tuvo lugar la semana pasada en Buenos Aires, la secretaria de Minería y Energía de Salta, Romina Sassarini, señaló que 15 mineras ya adelantaron su adhesión para la construcción del gasoducto.

«Estamos generando las condiciones con la Secretaría de Minería de la Nación para la obra del Gasoducto Vicuña, un gasoducto que será fundamental para la actividad minera de la zona. Va a ser financiado por las mismas empresas y ya tenemos 15 mineras que han firmado la adhesión a trabajar de manera conjunta, van a aportar los fondos en este sentido», dijo la aseguró la funcionaria.

Litio

En la reunión que mantuvieron el equipo del Ministerio de Economía con los directivos de Tibet Summit Resources se precisó que entre los proyectos Salar de Arizaro y Salar de Diablillos se prevé una producción de hasta 100 mil toneladas de carbonato de litio por año, lo que convertiría a esa empresa en la principal productora de Argentina de ese elemento clave para la transición energética. Estimaron que ambas minas de litio generarán unos 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

«Queremos una minería que genere aprovechamiento del recurso con generación de valor agregado y empleo. Que posibilite la generación y aprovechamiento del capital humano y de los capitales tecnológicos y empresarios de la Argentina», dijo Massa tras la reunión con los empresarios chinos.

En esa línea se refirió, de manera ambigua, sobre la discusión que se instaló desde el oficialismo nacional sobre el proyecto de generar valor agregado al litio con una supuesta «nacionalización» de ese mineral, que administran las provincias, como marca la Constitución.

«Queremos salir de la idea de que somos un país exportador primario para ser un país exportador con valor agregado a partir de nuestros propios productos primarios», afirmó Massa, sin dar más precisiones.

Massa mantuvo también un encuentro de trabajo con autoridades de la empresa Ganfeng Lithium, el primer productor mundial de litio y sus derivados, que cuenta actualmente con cuatro proyectos en la Argentina, uno de ellos es el proyecto salteño Mariana. La compañía es accionista en el proyecto jujeño Cauchari-Olaroz que arranca con su producción en este trimestre que inició.

La última reunión del ministro sobre el litio fue con autoridades de la empresa Tsingshan Holding Group, que tiene acciones junto a la minera francesa Eramet en el proyecto de litio salteño Centenario Ratones, que empezará a producir en abril de 2024.