domingo, mayo 19

Inflación: más del 60% de los argentinos considera que tiene ingresos insuficientes

0
327

Según un estudio privado, los niveles de calidad de vida decayeron en los últimos años, al punto que los sueldos no alcanzan para cubrir las necesidades básicas.

En base a los datos analizados por la Universidad Siglo 21, que relevó la percepción de los argentinos en relación a sus ingresos y la cobertura de sus necesidades básicas, se desprende que más de la mitad de la población considera que el sueldo es insuficiente.

Según el informe de Insight 21, el 60,4% de los consultados siente que sus ingresos no son suficientes para satisfacer sus necesidades. En el relevamiento se analizó la percepción global de la sociedad, que tiene en cuenta bienestar y satisfacción con la vida, prosperidad económica, funcionamiento democrático, derechos, educación y acceso al conocimiento y al futuro.

A lo que el estudio indicó que el porcentaje de argentinos que posee una percepción negativa del país es mayor en un 20%, a quienes tiene una mirada más optimista de la Argentina.

En cuanto a las áreas en las que se percibieron con mayor negatividad fueron: la económica, la educativa y en el funcionamiento democrático, así como también la calidad de vida en general, sobre todo en aquellas personas que contaban hijos a cargo.

De hecho, uno de los puntos que más destacaron los participantes en la encuesta, fue la situación económica actual, en donde además de señalar que sus ingresos no son suficientes, el 75,4% no se encuentra satisfecho con su capacidad de ahorro.

Es que, para la mayoría de los argentinos la posibilidad de ahorrar, se transformó en una utopía, ya que las constantes subas de precios en bienes y servicios, diluyen el poder del salario, relegando los gastos extras o el ahorro a un mero acto del pasado.

Otro de los puntos que advirtió el relevamiento, es para que destinarían el dinero extra los argentinos, ante ello se les planteó la posibilidad de recibir unos diez mil dólares de regalo, en donde el 61,9% lo utilizaría para invertir en su futuro.

Mientras que el 18,1%, lo destinaría para saldar deudas y el 17,1% restante para ahorrar. Lo que demuestra que la preocupación por lo que vendrá sigue estando muy activa en los ciudadanos, sobre todo en medio de un año electoral.