LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

0
127

LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO🌾

16 de Julio

Cada ser humano tiene problemas de amor, por distintos motivos: porque cree que en la vida no ha recibido el amor que necesitaba, o porque descubre su incapacidad de amar en serio a los demás, su egoísmo. 
En el fondo está encerrado en su corazón mirando sus problemas e imperfecciones. Es necesario que frene esos pensamientos inútiles, que salga de sí y se detenga a contemplar el amor de Dios. 
Él sí es amor, amor puro, sincero, infinito, amor sin límites. Él es amor. Eso es importante. Si me parece que el amor en esta vida no existe, tengo que pensar que sí existe, porque Dios es amor, y es maravilloso que así sea.
Si una persona está preocupada por su imagen ante los demás, por sus errores, sus incoherencias; si le duelen sus humillaciones públicas o lo que los demás digan de su persona; o si sufre porque se da cuenta de sus imperfecciones, es mejor que no pierda el tiempo mirándose a sí mismo. Lo importante es que existe él, el perfecto, el Santo. Es mejor detenerse a contemplarlo. Eso es lo importante, que él existe, y él es el Santo.
Pidamos al Espíritu Santo que nos saque de nosotros mismos para adorar a Dios, porque así encontraremos la más agradable liberación.

PILDORAS DE FE🌾

No permitas que nadie te haga sentir que no tienes valor, o que el desprecio te dañe emocionalmente, Dios te dio todo lo que necesitas para ser fuerte. Con un corazón sencillo, pide al Señor que haga brillar su rostro sobre las injusticias y calamidades que padeces. Él tiene el poder para deshacer cualquier atadura y problema. Ten la certeza que Dios te dará lo que pides si sigues orando con insistencia, ÉL no resiste las súplicas de quien va a ÉL humillado y confiado. La Gracia de Dios te consuela, te bendice, te acompaña, te sana y te ayuda a prosperar y a salir de cualquier situación adversa que estés viviendo. Nadie ni nada le impedirá a Dios tomar el control de tu vida si se lo permites. Su poder te hará enfrentar con valentía todos los nuevos retos que estás por vivir. ¡ÁNIMO!