Manzur busca que su vicegobernador no asuma el poder en Tucumán

0
119

El exgobernador que jurará como jefe de Gabinete, Juan Manzur, quiere que Osvaldo Jaldo pida licencia y no ocupe su cargo en la provincia.

Tras la derrota electoral de las PASO, el Gobierno modificó el Gabinete de cara a noviembre.

Entre los nombramientos, el hasta entonces gobernador de Tucumán, Juan Manzur reemplazará a Santiago Cafiero en la jefatura de ministros.

Sin embargo, la pulseada con su vicegobernador y enemigo político, Osvaldo Jaldo, complica los planes.Sucede que Manzur quiere que Jaldo se pida licencia y no asuma el poder que deja vacante en la provincia.

En ese marco, según consigna La Nación, los llamados se multiplicaron para buscar una salida acordada y dejar a cago a un hombre leal al exgobernador.“Lo que seguramente se está negociando es cómo va a quedar constituida la Legislatura, los diferentes bloques.

No podés dejarle al jaldismo tanto la gobernación como la Legislatura, sería muy complejo que la dirigencia aceptara eso”, dijo este domingo el diputado tucumano Pablo Yedlin, del riñón de Manzur.

Juan Manzur busca que su vicegobernador no asuma el poder en Tucumán

Juan Manzur busca que su vicegobernador se pida licenciaLas negociaciones son complicadas dado que, tal como establece la Constitución provincial, es el vicegobernador quien debe asumir la gobernación en estos casos.

De hecho, ya renunció a la candidatura a diputado nacional que había ganado al competir contra el gobernador en las PASO.En ese marco, el Gobierno busca tentar a Jaldo con un cargo nacional para evitar que asuma la conducción de la provincia.

Al respecto, el mencionado medio aseguró que se le ofreció presidir el directorio del Banco Nación.

Aunque inicialmente había mostrado interés en la propuesta, finalmente la rechazó, pese a los insistentes llamados que recibió desde Buenos Aires, incluido uno del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Incluso, Jaldo también rechazó un ofrecimiento para ser secretario de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación.

A la polémica se sumó en las últimas horas la titular del partido PRO, Patricia Bullrich, quien le pidió a Alberto Fernández “no entrometerse” en la situación interna de la provincia. “Presidente: ofrecer cargos a un vicegobernador electo para que el elegido jefe de gabinete Juan Manzur pueda seguir ‘controlando’ su provincia, es una práctica típica de un poder clientelar.

La pagamos con el dinero público y viola la idoneidad constitucional para los cargos”, afirmó en su cuenta de Twitter.