Comienza a escasear el gas: estaciones de servicio ya debieron interrumpir la venta a automóviles

0
83

Expendedoras en la provincia de Buenos Aires y La Pampa sufren faltantes “hasta nuevo aviso” y crecen los temores por desabastecimiento durante el invierno

Tuvieron que transcurrir apenas diez días del otoño para que los problemas por falta de gas comiencen a aparecer. En la provincia de Buenos Aires, estaciones de servicio comienzan a registrar faltantes y ya han tenido que suspender la venta a automóviles. Según informaron a Clarín el corte será “por tiempo indeterminado” y el motivo es “la situación imperante en el sistema de gas natural a nivel nacional”.

La distribuidora de gas Camuzzi, encargada de abastecer a 260 estaciones de servicio en las provincias de Buenos Aires y La Pampa le comunicó a sus clientes que “a partir de la fecha y hasta nuevo aviso, dada la situación imperante en el sistema de gas, no podrán disponer de consumo de gas en carácter Interrumpible. Requerimos ajustarse estrictamente a los volúmenes autorizados por esta Distribuidora”. La medida solo afecta a las estaciones que tengan contrato “interrumpible”. El resto continúa funcionando con normalidad.

Lo cierto es que los pronósticos sobre una importante escasez de gas para satisfacer la demanda durante el invierno comienza a materializarse ya en abril cuando las temperaturas distan de ser las de los meses más fríos del año.

Pedro González, presidente de la Cámara de Expendedores de GNC de la provincia aseguró que esto ocurre “cuando llegan los primeros fríos, porque se registra un desfasaje entre la generación y la distribución”. En esta línea, en declaraciones a radio La Cielo que este año el abastecimiento de gas “va a estar complicado, no sabemos hasta dónde van a llegar los cortes, no sabemos si los barcos regasificadores van a entrar como está previsto”.

La situación ocurre una semana después de que las estaciones de servicio denuncien la falta de gasoil y debían operar con un sistema de cupos para poder proveer a todos sus clientes. “El atraso del 32% por ciento en los precios es lo que llevó a que hoy estemos frente a las primeras señales de desabastecimiento en combustibles claves como gasoil y el diesel. Es urgente que el Gobierno convoque a todos los actores del sector y busquemos soluciones para garantizar su normal funcionamiento”, habían manifestado en un comunicado la Confederación de Entidades de Hidrocarburos (Cecha).