lunes, febrero 26

E.E.U.U. advierte sobre la “grave corrupción gubernamental” en Argentina y la falta de independencia judicial

0
170

Un informe del Departamento de Estado, critica el accionar del Gobierno del Frente de Todos en materia de derechos humanos y justicia, mientras el oficialismo insiste con el juicio político a la Corte Suprema.

La grave situación institucional que atraviesa nuestro país se refleja en el concepto que mantienen las otras naciones, tal es así que en un informe anual internacional sobre derechos humanos, los Estados Unidos, advirtieron que la Argentina sufre “graves problemas con la independencia del poder judicial” y una “grave corrupción gubernamental”.

Así quedó registrado en el Human Rights Report 2022, emitido por el Departamento de Estado, que evalúa anualmente la situación particular de los derechos humanos de cada país y remarca ciertas cuestiones particulares a las que prestar atención.

En el caso de Argentina, el gobierno de Joe Biden, destacó: “Entre las cuestiones importantes de derechos humanos figuraban informes fidedignos de homicidios ilegítimos y arbitrarios, incluidas ejecuciones extrajudiciales; tortura o tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes por parte de funcionarios federales y provinciales; condiciones penitenciarias duras y potencialmente mortales”.

Graves problemas con la independencia del poder judicial y la grave corrupción gubernamental. El Gobierno tomó medidas limitadas para identificar, investigar, enjuiciar y castigar a los funcionarios que cometieron abusos contra los derechos humanos o participaron en actos de corrupción”, reportó el Gobierno estadounidense.

En cuanto a la situación de la Justicia durante el Gobierno del Frente de Todos, el relevamiento señala que en la Argentina “la ley prevé un poder judicial independiente, pero los funcionarios gubernamentales de todos los niveles no siempre respetan la independencia e imparcialidad judiciales”.

“Según las ONG nacionales, los jueces de algunos tribunales penales federales y provinciales eran a veces objeto de manipulación política”, apunta el texto difundido por el organismo norteamericano.

Asimismo, el escrito advierte sobre “las demoras prolongadas, los atascos procesales, las largas lagunas en el nombramiento de los jueces permanentes, el apoyo administrativo inadecuado y la ineficiencia obstaculizaron el sistema judicial”.

La amplia discrecionalidad de los jueces sobre las investigaciones y cómo llevar a cabo las investigaciones contribuyó a la percepción pública de que muchas decisiones judiciales eran arbitrarias”, concluye el documento dada a conocer por la administración de Biden.