El Chapare, un virus de los roedores que ahora se contagia entre personas

0
71

Chapare es transmitido por un roedor.

La alarma por la detección de contagio entre humanos del virus Chapare, que usualmente transmiten los roedores se disparó esta semana en Bolivia. Según hallazgos presentados en la reunión de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical, se acreditó que hubo contagio entre pacientes infectados y personal médico. El virus no tiene aún tratamiento. Ni vacuna.

El Chapare, que forma parte de los arenavirus -de la familia de los hantavirus, explica Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Lationamericana de Infectología Pediátrica- produce una fiebre hemorrágica potencialmente mortal, que se propaga por el contacto directo con roedores infectados, o indirectamente, por la orina o las heces de estos animales. Pero, al haberse detectado contagios entre humanos, los expertos se pusieron de cabeza a investigarlo.

De acuerdo con los registros del primer y segundo brote, los síntomas incluyeron fiebre, dolor de cabeza, dolor articular y muscular, dolor detrás de los ojos, dolor de estómago, vómitos, diarrea, sangrado de encías, sarpullido e irritabilidad.

Al presentar fiebre hemorrágica se lo suele comparar con el ébola, pero tiene sintomatología similar al dengue hemorrágico.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, se registraron dos brotes de este virus, ambos en Bolivia. El primero fue un caso mortal y ocurrió en 2003 en la provincia de Chapare. El segundo se documentó en 2019, en la provincia de Caranavi y resultó en cinco casos, tres de ellos fatales. Antes hubo más casos, que se confundieron con dengue, indicaron.

Cuando una persona está infectada puede transmitir el virus Chapare a otras personas mediante el contacto con los fluidos corporales del paciente.

Se puede contagiar durante procedimientos de atención médica que pueden rociar partículas de los fluidos corporales de la persona infectada como, por ejemplo, durante las compresiones torácicas, la reanimación cardiopulmonar y la intubación.

Debido al bajo número de casos, la información es limitada sobre los síntomas de esta enfermedad y el período de incubación. Según los CDCs, el tiempo entre la exposición inicial y el desarrollo de síntomas oscila entre los cuatro y los 21 días.

Los expertos insisten en la limitada capacidad del Chapare para migrar. Es un virus diferente, del que produce la covid-19 y de desconoce su capacidad de aerolización. (Especial)