En Cachi, un vecino investiga hace años el supuesto cráneo de un extraterrestre

0
48

Antonio Zuleta asegura que la aparición de este objeto afirma que los alienígenas nos visitan hace más de 300 millones de años.

.

Antonio Zuleta, vecino de Cachi, investiga sobre ovnis (objeto volador no identificado) hace más de 30 años. Desde hace un tiempo se encuentra trabajando sobre los restos petrificados de un cráneo que apareció en el pueblo. 

Para Zuleta la aparición tendría que ver con un extraterrestre de aproximadamente 80 centímetros de altura. La cabeza no está perfecta tiene su oreja derecha un poco más arriba de lo normal, los sedimentos ocasionaron una serie de hundimientos y deformaciones y al parecer la presión rompió lo que seria el ojo.

“El tema de esta  cabeza es que habría permanecido a un extraterrestre. Según la ciencia y lo que estudian los antropólogos, para que un cráneo se petrifique no tarda menos de 300 millones de años y suele no ser perfecta porque los estudiosos dicen que al pasar tantos años los sedimentos, donde estaba el cráneo antes de encontrarlo, hacen presión”, explicó

Tener esta cabeza de prueba afirma que somos visitados hace más de 300 millones de años

De esta manera, subrayó que es factible de que hace millones de años los extraterrestres ya nos visitaban o eran una civilización que desapareció y no quedó registrada. Remarca que ahora se puede estudiar porque apareció y lo tiene en sus manos. “Lo tenemos acá, tener esta cabeza de prueba afirma que somos visitados hace más de 300 millones de años”, agregó.

«El Contactado»

Zuleta contó que cuando era joven no creía en los ovnis, y que tampoco los buscaba, pero que siempre sintió una presencia que lo observaba durante viajes con su familia o cuando hacia montañismo.

En relación a esto, expresó que él siente que es contactado porque tiene “pruebas”. “Yo demuestro el contacto porque yo recibo mensajes de ellos. Un día estaba mirando la tele y estaba con mis hijos, estaban pasando que en México había un terremoto, hace 3 o 4 años atrás, y veíamos como los edificios se bamboleaban, hubo miles de muertos”, comentó y agregó: “a la noche cuando me fui a dormir, yo siempre tengo un papel y un lápiz en la mesita de luz porque siempre recibo cosas y las anotó, estaba durmiendo y me llega un contacto de ellos que se llama por canalización y me explicaron como tiene que ser la tecnología antisísmica para evitar que se caigan edificios y muera gente”.

Un descubrimiento de Zuleta que determina como tiene que ser la tecnología antisísmica para evitar que se derrumben edificios.

Así, «El Contactado», como se define este vallisto, creó una muestra de cómo deberían construirse los edificios en el país. Su invento esta avalado por el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Industrial), sin embargo le comunicaron que demoran hasta cinco años en otorgar una patente. «En ese tiempo la pueden copiar mil veces, y yo posiblemente este muerto», finalizó. 

f: La Gaceta