martes, abril 16

El dólar blue y los financieros bajan más de $100 en lo que va de febrero: los motivos que explican la caída

0
102

La oferta de divisas por parte de los exportadores, junto con algunos resultados parciales de la política económica y declaraciones que postergan la unificación cambiaria le quitan atractivo a tomar posiciones en dólares. Advierten que la volatilidad seguirá.

Aunque el Gobierno insiste en que la dolarización es una meta, el dólar alternativo continúa en baja. Tanto el blue, como el MEP y el contado con liquidación (CCL) muestran calma en lo que va de febrero. Los motivos detrás de esa tranquilidad cambiaria se explican en un renovado apetito por los instrumentos que ajustan por inflación, sumado a una buena oferta de dólares en el mercado financiero y algunos resultados que el Gobierno pudo mostrar en los dos meses de gestión.

El dólar blue cerró este jueves a $1085 y retrocede $110 en lo que va de febrero. El dólar MEP, en tanto, finalizó el día a $1054,78 y baja más de $120 en el mismo período. Por su parte, el CCL terminó la rueda en $1095,03 y pierde $154 en el mes. Al analizar los últimos cuatro años, los valores del dólar financiero son mínimos en términos reales.

“La baja del tipo de cambio implícito no se detiene. Entre los factores explicativos se encuentran la suscripción de bonos Bopreal por parte Templeton, que da una señal positiva, pero también la constante oferta de dólares por parte de los exportadores, el flujo futuro esperado de la cosecha gruesa que aún no comenzó y los avances en materia fiscal del mes de enero”, sostuvo Gustavo Neffa, de Research for Traders.

Para el economista Gabriel Caamaño, la expectativa es que la inflación le ganará la carrera tanto al dólar oficial como a los financieros. (Foto: Télam).
Para el economista Gabriel Caamaño, la expectativa es que la inflación le ganará la carrera tanto al dólar oficial como a los financieros. (Foto: Télam).

A su turno, Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma, puso el foco en la demanda y argumentó que el Gobierno ratificó que antes de dolarizar buscará generar las condiciones para hacer ese cambio. Y eso, indicó, dilata las expectativas de otra devaluación en el corto plazo. En ese contexto, las previsiones de una inflación más alta por más tiempo impulsan la demanda de instrumentos en pesos que ajustan en función de los precios.

“Una cosa es que digan que van a dolarizar antes de hacer el ajuste fiscal, con todos los precios relativos desordenados, el balance del Banco Central con reservas netas negativas y sin estabilizar. Otra, es que digan que van a dolarizar después de eso. Últimamente, están reforzando la segunda cuestión”, explicó Caamaño.

Y agregó: “Con eso en mente y sin una fecha clara para la salida del cepo, aunque está en claro que no va a ser en el corto plazo, la expectativa es que la inflación le gane a los dólares financieros, además del oficial. Entonces, hay apetito por UVA y CER, cae la demanda de dólares y además hay oferta sostenida de contado con liquidación porque un 20% de las exportaciones entran por allí”.

Más oferta, pero con volatilidad: qué esperar para el dólar financiero

La gran pregunta que se hacen tanto los grandes inversores como los minoristas pasa por cuánto tiempo puede durar esta tendencia bajista.

El ministro de Economía, Luis Caputo, ratificó en TN que la dolarización es una meta para el Gobierno. (Foto: NA).
El ministro de Economía, Luis Caputo, ratificó en TN que la dolarización es una meta para el Gobierno. (Foto: NA). Por: juan vargas

“Hay que ver cómo maneja el Gobierno la convergencia de todas las variables al evento de la unificación o hasta cuándo posponen la unificación. Lo cierto es que el CCL tiene esta volatilidad, sobrereacciona. Ya lo hizo en diciembre, cuando la brecha llegó a 7% u 8% y después, en menos de un mes, se fue a casi 60%”, consideró Caamaño.

Desde Consultatio, en tanto, listaron cinco factores que presionan al alza del tipo de cambio financiero y otros cinco que pueden contener la escalada. En este último grupo -que está actuando hoy sobre los precios- mencionaron:

  • La colocación del bono en dólares a los importadores, que este jueves completó la segunda serie.
  • Menor cantidad de pesos por el ajuste monetario.
  • Freno en la actividad económica.
  • Estacionalidad, ya que en febrero y marzo no suele haber una demanda muy alta de dólares.
  • El dólar exportador, en la antesala de la cosecha gruesa.

En tanto, los cinco puntos que pueden favorecer la suba del contado con liquidación -y que no hay que perder de vista en el análisis- son los siguientes:

  • La cotización se encuentra en mínimos desde diciembre de 2019.
  • La inflación todavía puede volver a acelerarse.
  • Las tasas reales en pesos son muy negativas y favorecen la dolarización de los ahorros.
  • El inminente fin de la “luna de miel” con el nuevo Gobierno.
  • La retórica dolarizadora del Presidente.