La pandemia instaló el uso de las billeteras digitales

0
332

En los últimos cuatro meses crecieron las transacciones a través de las plataformas virtuales de pago. Así se evitan las filas en los bancos.

18 Jul 2020

COBRO DE FACTURAS DE SERVICIOS. En los locales y cadenas de pago rápido cayeron en junio del 40,3% al 23,3% en la comparación interanual.

La cuarentena no sólo ha modificado las conductas del consumidor, sino también su manera de relacionarse con el mundo de las finanzas. Así, por caso, en los últimos cuatro meses han crecido las transacciones a través de las plataformas virtuales de pago, como una manera de sortear las filas en los bancos u operar directamente desde el celular.

En este contexto, a través de las billeteras digitales se puede recibir dinero desde una cuenta bancaria o desde otra billetera virtual; transferir dinero de forma inmediata; abonar facturas de servicios; pagar tus compras sin manipular dinero mostrando el código QR de la app o recargar la tarjeta para el transporte.

El uso de plataformas online como Moni, PagoMisCuentas, MercadoPago, LinkPagos y otras para abonar facturas de servicios pasó del 33,7% en junio de 2019 al 48,4% en junio de 2020.

Asimismo, en el mismo período, quienes informaron pagar con débito automático pasaron del 17,9% al 22,3%, mientras que el porcentaje de quienes lo hicieron por cajero automático creció del 4,6% en 2019 al 5,7% de este año, según un relevamiento efectuado por MONI, una compañía que provee servicios financieros digitales. En sentido inverso, los datos de junio de este año muestran una importante caída en el uso de canales presenciales para el pago de servicios. Así, la cancelación de facturas de servicios en locales y cadenas de pagos como Rapipago, Pagofácil y Provincia NET Pagos cayó del 40,3% al 23,3% en la comparación interanual, mientras que el pago en la caja del banco pasó del 3,5% al 0,3%.


Uso y costumbre

“Las restricciones de circulación y el distanciamiento físico generaron condiciones únicas que forzaron un quiebre en muchos usos y costumbres arraigados culturalmente, haciendo que muchas tendencias se aceleraran a un ritmo impensado”, indicó Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni. “Como parte de este fenómeno -acotó-, la curva de adopción de los pagos digitales y otras herramientas financieras accesibles online han tenido en estos tres meses un impulso extraordinario, equivalente a varios años en condiciones normales”.

Al igual que con el pago de servicios por canales digitales, los pagos con QR han tenido un notable crecimiento en los últimos 12 meses, con una particular evolución durante la pandemia a partir de las restricciones que impuso el aislamiento preventivo y obligatorio. Así, al ser consultados sobre la utilización de los pagos con QR en los últimos meses, surge que el 48,5% nunca usó este servicio, mientras que sí lo ha hecho el 51,5%, respondiendo a la siguiente segmentación: 19,8% realiza pagos con QR muy de vez en cuando, el 17,4% lo hace de manera regular y el restante 14,3% ha pagado con QR en una única oportunidad.

Estos resultados, comparados con los de la encuesta realizada por la compañía un año atrás, muestran una evolución particularmente relevante en la adopción de los pagos con QR, con una caída de 16 puntos en la participación de quienes indicaron hace un año atrás no haber usado nunca este tipo de pagos.

Al consultar durante junio a los participantes de la encuesta sobre cómo definirían el estado financiero de la empresa en la que trabajan respecto de un año atrás, el 57% afirmó que la situación de su empleador está peor, el 27% indicó que la situación financiera de su empresa está igual y solo un 16% sostuvo que las finanzas de la organización para la que trabaja están mejor mirando un año atrás.

Asimismo, al indagar sobre la percepción de los encuestados respecto de la situación de la economía argentina comparada con el año anterior, el 65% de los consultados considera que la economía argentina está peor, el 28% que está igual, y el 7% restante cree que está mejor que 12 meses atrás.

La investigación también avanza sobre la percepción de los participantes en cuanto a sus propias finanzas personales. En este sentido, el 44% afirmó que su situación financiera está peor en comparación con el estado de sus finanzas de un año atrás. Por su parte, el 39% indicó que sus finanzas personales están en el mismo estado que hace un año y solo el 17% sostuvo que sus finanzas personales se encuentran mejor que el año pasado.

En relación a las expectativas de corto plazo, al consultar a los participantes sobre cómo consideran que evolucionarán sus finanzas personales en los próximos seis meses, el 69% cree que su estado financiero va a evolucionar de manera negativa durante el próximo semestre, un 25% considera que la evolución de sus finanzas se mantendrá igual que ahora y apenas un 6% confía en que su situación financiera evolucionará para mejor de cara a los próximos seis meses.

Datos sobre los pagos

Débito automático

Esta modalidad de pago que se realiza a través de los bancos pasó del 17,9% al 23,3% en la comparación interanual de junio 2019 a junio 2020.

Por cajero automático
El porcentaje de pago utilizando un cajero automático, creció del 4,6% registrado en 2019, al 5,7% relevado en junio 2020.

Por cajero humano
En sentido contrario a las cifras del censo digital, los pagos en los cajeros de los bancos cayó del 3,5% al 0,3% interanual.

Pago con código QR
Esta modalidad online reveló que los últimos 12 meses lo utilizó el 51,5% de los consultados. El 41,5% asegura que no lo usó nunca.

Servicios digitales
El relevamiento de los servicios financieros digitales, indica el crecimiento de plataformas como Mercado Pago, y Pago mis Cuentas, entre otras.