domingo, septiembre 26

Las ventas no aumentan y hay incertidumbre de comerciantes en Salta

0
310

Desde la Cámara piden previsibilidad. Se lamentan por quienes tienen más empleados. Hay cerca de 1.000 manteros que durante el día y en la noche trabajan en el centro.

Los comerciantes salteños manifestaron que el panorama en el sector no es bueno y que depende de cada negocio cuan mal está. El cobro del aguinaldo de la gente en junio pasado significaba una esperanza para el aumento de ventas, pero eso no ocurrió. «Pensamos que iba a haber un incremento, pero no. Las ventas sufrieron una caída del 25 por ciento desde 2019. El humor social y la perspectiva que tiene la gente hace que no consuma», explicó a El Tribuno el vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta, Gustavo Herrera.

Añadió que los salteños esperan los resultados de las próximas elecciones del 15 de agosto y lo que ocurrirá con el dólar. «El dólar no debería afectar al comercio, pero sí afecta y hay un parate en las ventas», dijo.

Con relación al pago del aguinaldo a los empleados de comercio, afirmó que la gran mayoría de los dueños de negocios pagó el aguinaldo, pero que algunos han tenido que hacerlo en tres partes o en cuotas.

Los comerciantes avizoran los próximos meses bastante duros, de incertidumbre. «Sobre las expectativas de cambio no se sabe nada y no hay previsibilidad. No se sabe qué pasará con la economía que es un gran problema», dijo Herrera.

Y recalcó que no solamente se trata de un problema para el comerciante sino también para la gente que no sabe si comprar sus bienes ahora o ahorrar. «Sobre la economía a futuro hay un desasosiego, una desazón en la gente».

El sector no tiene buenas expectativas dado que no sienten ninguna señal de los gobiernos (nacional y provincial) que les indique que el panorama mejorará en cuanto a lo económico, según expresaron.

Y puntualizaron que quienes la están pasando peor son los comerciantes que tienen más empleados a cargo, alquileres altos así como también cargas impositivas elevadas. «Las ventas no aumentan y los gastos continúan de la misma manera», concluyó.

El Día del Niño

La celebración del Día del Niño, el próximo 15 de agosto, representará una oportunidad para las jugueterías. «Por supuesto que hay rubros que mejoran por las fechas especiales como el Día del Niño, de la madre o el padre, pero así y todo esos días no significan ganancias», señaló Herrera.

El empresario considera que la solución a la problemática que sufren es que haya una política previsible para que los comerciantes sepan a qué atenerse. «Esa es la única salida.

Tanta cantidad de impuestos es increíble. Además mientras no haya posibilidades de más fuentes de trabajo todo se pone cada vez más complejo», sostuvo.

Y agregó que el Gobierno debe trabajar para aumentar los puestos de trabajo, bajar los impuestos a los comerciantes y ayudar a las pymes que son las que más empleo generan.

«Realmente el comercio tiene una predisposición a seguir trabajando a pesar de todas estas malas noticias. El comerciante seguirá en su labor intentando no cerrar puertas, luchando para mejorar la situación», finalizó el vicepresidente de la Cámara.

Manteros

Según datos de la Subsecretaría de Control de Espacios Públicos de la Municipalidad, existen unos 250 trabajadores golondrina durante el día en las peatonales del microcentro y unos 700 manteros que trabajan durante las noches.

El subsecretario de Control de Espacios Públicos, Vicente Cordeyro, explicó a este diario que los inspectores municipales se dividen en dos grupos de 45 trabajadores cada uno y hacen dos turnos: de 8 a 15 y de 15 a 21 en toda la ciudad, en el control de manteros.

«A partir de las 21, los comercios cierran sus puertas y los manteros se pueden instalar en las dos peatonales, pero durante el día se restringe en todo el microcentro el acceso de los manteros», explicó Cordeyro.

Las zonas más controladas son las peatonales y alrededores, no obstante, los controles permanentes se hacen en toda la ciudad. Los puntos más importantes son las calles Alvarado, Urquiza, San Martín y Mendoza, por ejemplo.

Algunos comerciantes de las peatonales se quejaron porque aseguran que los manteros buscan instalarse cada vez más temprano, incluso cuando ellos aún no cerraron sus puertas.

«A las 20.20 ya están listos para instalarse. Traen sus bultos», dijo Cordeyro. Para las jornadas previas a la celebración del Día del Niño y durante el tiempos del Milagro está prevista una cobertura especial para la cual se recargará personal. «Se traerá gente de otras áreas como Atención Ciudadana, Espacios Públicos y otros sectores de la Municipalidad, ya que se observa mayor afluencia y traslado de mercadería que proviene de Buenos Aires.

También se dio aviso a Rentas y AFIP», puntualizó. Controlar que no se obstaculicen el paso en las peatones es otra de las tareas.

«Es nuestro deber que no se entorpezca el tránsito y también procurar las medidas de bioseguridad», concluyó.