miércoles, abril 24

Pompliano: “Argentina está adoptando bitcoin a un ritmo demencial”

0
278

El popular comentarista cripto habló sobre la creciente adopción de los activos digitales en el país.

Anthony Pompliano, uno de los comentaristas y analistas cripto más famosos del ecosistema, destacó la creciente adopción de criptomonedas en Argentina. El referente cripto publicó un breve video en su cuenta de YouTube a partir del éxito de la plataforma Strike en su llegada al país, que en pocos días registró 100.000 nuevos usuarios.

“Argentina está adoptando el bitcoin (BTC) y Lightning Network a un ritmo demencial”, comenzó Pompliano. El comentarista mencionó rápidamente que el país se encuentra en “una situación económica extrema”, caracterizada por una inflación interanual del 55%, una contracción prevista del Producto Bruto Interno (PBI) del 15% y una tasa de pobreza cercana al 50%.

Strike, la billetera de pagos cripto que trabaja sobre Bitcoin Network, llegó a Argentina a mediados del mes pasado. En apenas dos semanas, más de 100.000 personas descargaron la app y pusieron de manifiesto la adopción cripto en el país. Según su CEO, Jack Millers, se trató de un éxito rotundo.

“Estamos monitoreando Argentina, viendo cómo va, y vamos a lanzar en, con suerte, 50 países este año, 100 países, no sé, pero Argentina fue ampliamente exitosa. En las primeras semanas obtuvimos más de 100.000 descargas y registros, y usuarios inscritos”, aseguró Millers, según citó “Pomp” en su video.

El comentarista comparó la situación en Argentina con lo que ocurre en El Salvador -donde BTC tiene estatus de moneda de curso legal-, y señaló que, en países con situaciones económicas alarmantes, Bitcoin actúa como “una válvula de escape” para quienes no confían en los gobiernos.

Bitcoin no ha hecho más que calentarse. Bitcoin sigue creciendo y la gente de Argentina está demostrando que necesita bitcoin.

“No confían en sus bancos centrales. Simplemente quieren dinero que no pueda ser degradado por nadie. Quieren una capacidad de acceso al valor monetario sin permisos. Quieren enviar y recibir dinero sin que nadie pueda interponerse entre ellos y su contraparte”, completó Pompliano.