miércoles, agosto 12

Posturas muy diferentes de los legisladores nacionales salteños

0
220

La ampliación de los miembros de la Corte, uno de los puntos de disputa.Rechazos por las personas que fueron nombradas en el consejo asesor.

Legisladores nacionales por Salta mostraron miradas muy diferentes sobre el proyecto de reforma judicial presentado por el presidente Alberto Fernández, que consiste en la fusión de los fueros Federal y Penal y Económico y la creación de un consejo consultivo conformado por 11 juristas.

Ronda de consultas con diputados y senadores nacionales: la ampliación de número de miembros de la Corte Suprema de Justicia, la conformación del consejo asesor, fueron los puntos de disputa. Todos coinciden en que hay que cambiar la imagen de la Justicia y que hay que darle agilidad a los procesos.

 Posturas muy diferentes de los  legisladores nacionales salteños

El diputado nacional Lucas Godoy, quien forma parte de la Comisión Bicameral del Seguimiento de la Implementación del Nuevo Código Procesal Penal Federal, considera que el proyecto «es muy bueno» y que «busca consolidar una Justicia independiente que se desarrolle en el marco de normas de transparencia y, además, que actúe con celeridad».

Manifestó que la iniciativa tiene distintas etapas, en primer lugar una reforma que tiene que ver más con organizar la Justicia Federal penal de la Ciudad de Buenos Aires, consolidando los fueros criminal y correccional federal y penal económico.

En el caso de Salta, se crearían seis juzgados penales del fuero federal: cuatro en la capital, uno en Orán y otro en Tartagal. «Esto permitiría mayor servicio de Justicia y, por supuesto, desconcentración de las causas», dijo Godoy.

Salta tiene en la capital solo dos juzgados federales. «Entonces se ampliaría la cantidad y además se generaría especialidad porque actualmente son multifueros. En este sentido es una buena iniciativa que además se ha tomado de proyectos que han presentado representantes de la oposición en otro momento».

Sistema acusatorio

En relación con el nuevo Código Procesal Penal Federal que introduce el sistema acusatorio y que ya se ha comenzado a implementar en Salta y Jujuy, Godoy indicó que «ha tenido una implementación exitosa, con acuerdos. Ha logrado más celeridad, desconcentrar también la Justicia, mayor intervención de los fiscales».

Hizo hincapié en que el proceso acusatorio respeta los principios constitucionales de la Justicia: quien acusa es un órgano, el Ministerio Público, quien controla las garantías de ese proceso es un juez independiente de la causa y quien juzga es un tribunal.

«Aquí ha tenido éxito tanto a nivel provincial como federal», señaló el diputado y añadió que la idea es la aplicación progresiva en todo el país. «Se está trabajando en su implementación en Santa Fe y Mendoza. Ahora el proyecto cambió. El Presidente plantea que también se lo haga en Buenos Aires y compartimos plenamente este propósito», dijo.

Con respecto al consejo consultivo creado por el Presidente, conformado por 11 juristas, Godoy señaló que «son de reconocida trayectoria y antecedentes irreprochables».

Y remarcó que no cree que el órgano esté destinado «pura y exclusivamente a opinar sobre el número de miembros de la Corte. Tiene una función muchísimo más amplia y finalmente será una recomendación que le proponga al Presidente que deberá tomar en su caso una decisión sin enviar un proyecto de ley al respecto de todas estas propuestas o no».

En desacuerdo

En contraposición, la diputada nacional Virgina Cornejo expresó que no está de acuerdo con el proyecto de reforma judicial presentado por el presidente Fernández y que no lo considera oportuno.

«El Presidente un día nos dice una cosa y al día siguiente, otra. Tenemos muy presente lo que ha sucedido con querer expropiar una empresa privada como es Vicentin y cuántas otras estarán en su cabeza. Él acaba de sacar un DNU convocando a una comisión para que en 60 días se expida sobre la cantidad de los miembros de la Corte. Para qué hacemos esto si estamos pensando en otra cosa», manifestó Cornejo.

Indicó que en su espacio político, Juntos por el Cambio, coalición integrada principalmente por el PRO, todos se oponen a la modificación de los miembros de Corte de Justicia.

«Esto es, sin lugar a dudas, algo que nos da mucha suspicacia, ya que van a querer poner miembros de la Corte afines y liberarse de causas judiciales que deberían tratar de liberárselas demostrando inocencia y no buscando modificar ni la Justicia, ni los miembros de la Corte», manifestó.

Añadió que le preocupan otros aspectos, como las situaciones límite que atraviesa el país por la pandemia de la COVID-19 y la pérdida de más de 300.000 puestos de trabajo durante este año. «Pese a esto, parece que es más importante estar mandando reformas multimillonarias de la Justicia y pensar que vamos a modificar la cantidad de miembros de la Corte. Todo argentino que sabe o que le interesa todo esto sin duda tiene en claro que hay por detrás una orden y está dada por la vicepresidenta, y esto es preocupante».

Criticó que el Presidente no haya convocado a la oposición a trabajar en la reforma con seriedad y en base a las necesidades del país y de la Justicia de la gente. Por otro lado marcó que «los juzgados penales creados en la Ciudad de Buenos Aires estarán cubiertos por jueces subrogantes, o sea, puestos con el dedo político de quien hoy gobierna. Esto es muy grave. Significa que a la Justicia la quieren modificar a gusto y paladar de quien hoy gobierna. Esto no es para la gente, es para liberarse de las causas judiciales».

En relación con el sistema acusatorio implementado ya en Salta, Virginia Cornejo opinó que está funcionando “excelentemente bien”. Y destacó que “esta impresionante reforma judicial se hizo en el gobierno de Mauricio Macri. Ahora me parece desacertado crear más juzgados para llevar adelante todo esto cuando lo que se necesitan no son más jueces, sino más fiscales”. 

Más agilidad

En tanto, el diputado nacional Miguel Nanni expresó que está a favor de que la Justicia se agilice, modernice y reforme, pero no de la manera propuesta por el Presidente, ya que no está de acuerdo con que se amplíe la Corte Suprema de Justicia.
“Nosotros no estamos de acuerdo en que aprovechándose de una mayoría circunstancial, el Presidente, sin convocar a participar de la oposición de esta construcción, reforme y haga una Justicia a medida de la expresidenta”, sostuvo. 
Y agregó: “El kirchnerismo nos tiene acostumbrados a los rótulos que parecen positivos, pero otra cosa es lo que se hace y vemos que corremos el peligro de que la reforma termine conduciendo a la impunidad”. 
Nanni considera que, excepto el expresidente Raúl Alfonsín, todos los demás “han metido mano en la Corte y la han empleado a su manera. No queremos que esto pase ahora porque cada vez más son los exgobiernos sospechados de corrupción. Lo disvalioso de esto es que los abogados que están defendiendo a Cristina Kirchner para que no vaya presa son los mismos que van a integrar el cuerpo fiscalizador de esta reforma, es decir, son jueces y parte. Quieren reformar la Justicia que los está persiguiendo”. 
Sobre el sistema acusatorio, Nanni opinó que le parece que es “un buen punto, un buen argumento. Funciona bien. Representa equilibrio entre jueces y fiscales. En lo que no estamos de acuerdo es en que se designen muchos jueces y lo haga una sola persona”, finalizó. 

“Consejo inoportuno”

El diputado nacional Andrés Zottos afirmó que “todos los gobiernos aspiran a proporcionar reformas que mejoren el servicio de Justicia. El Gobierno tiene la legitimidad del voto para presentar la suya”. 
Señaló que cuando el proyecto es ambicioso requiere oportunidad, mérito y conveniencia. “Pero, fundamentalmente, requiere acuerdos entre las fuerzas políticas. Tenemos experiencia de reformas que a falta de acuerdos o no prosperan o fracasan. Creemos que hay temas en los que se puede coincidir: completar el traspaso a CABA, ordenar la Justicia Federal, acelerar la puesta en marcha del sistema acusatorio, fortalecimiento de la Justicia interior, reglas de actuación”, aseguró. En cuanto al consejo asesor que se organizó para la reforma institucional “lo consideramos totalmente inoportuno y carente de los acuerdos mínimos que implica tratar te    mas tan profundos”.

f:El Tribuno