Silencio de la Iglesia católica tras la denuncia por violencia contra Cargnello

0
198

El arzobispo participó esta mañana de la ceremonia del Jueves Santo, luego de que se conociera la causa judicial que inició una monja en su contra.

El día después de que se hiciera pública la denuncia por violencia de género que realizó una monja contra el arzobispo Mario Cargnello, desde la Iglesia Católica aún no salieron a hablar del tema. El máximo referente espiritual para los católicos en Salta participó esta mañana de la ceremonia de Laudes del Jueves Santo en la Catedral Basílica.
Una religiosa del convento San Bernardo denunció al responsable de la Iglesia a nivel provincial por agresiones, de acuerdo a lo que se pudo confirmar ayer. La causa está en el Juzgado de Violencia Familiar y de Género 3, a cargo de María Carolina Cáceres Moreno. Versiones extraoficiales indican que el arzobispo habría sido citado a declarar el 3 de mayo.
Este medio intenta desde ayer obtener alguna información sobre el tema por parte de la Iglesia salteña, pero hasta ahora no hay una respuesta. Tampoco se emitió un comunicado para sentar una postura frente a tran grave acusación.
La denuncia es otro golpe para la institución eclesiástica, en medio de la Semana Santa y tras la sentencia contra el exobispo de Orán Gustavo Zanchetta, que fue condenado en marzo a cuatro años y medio de prisión por abuso sexual a dos exseminaristas.
La acusación de una integrante de las “Carmelitas Descalzas” trascendió los muros del convento San Bernardo, un establecimiento “de clausura”  de donde las monjas no salen. Las religiosas de la congregación viven sin contacto alguno con la sociedad y ni siquiera ver a sus familiares.
Cargnello presidió esta  mañana la ceremonia del Jueves Santo, en la que se limitó a dirigir el ritual litúrgico. También se refirió al significado de la cruz para los católicos. “Estamos llamados a contemplar a Jesús. Si uno mira la cruz, es tal la carga de amor, que no nos puede dejar indiferentes. La cruz no se deja agarrar por la cábala. Es la expresión del amor de Dios por nosotros. Esta tarde lo celebraremos en la eucaristía”, afirmó Cargnello.
Además cuestionó a quienes creen que no debe haber símbolos católicos en organismos estatales que pertenecen a toda la comunidad y no a un solo credo. “Hablé muy bien con un exlegislador de nuestra provincia que propiciaba que se saque la cruz de los lugares públicos. ¿En qué te puede molestar un crucificado, que es un signo religioso de un hombre fracasado, a quien maltrataron golpearon y humillaron?”, manifestó.
Hoy a las 19 debe realizarse la ceremonia del Lavatorio de Pies, que tradicionalmente está a cargo de Mario Cargnello y se hace en la Catedral. La actividad, que tiene para los fieles un profundo significado vinculado con la solidaridad, la humildad, el respeto y la entrega a los demás, se había suspendido por la pandemia y las restricciones sanitarias.
Cargnello había hablado hace dos semanas sobre el caso de Zanchetta.  “Somos pecadores. No somos perfectos. Nunca he intentando ofrecer el modelo de lo que hay que ser. Somos servidores del Señor y cargamos también nuestra miserias. Vuelvo siempre a una respuesta del papa Francisco que me parece la justa. Cuando le preguntaron quién es usted, dijo: ‘Soy un pecador perdonado’”, afirmó, consultado sobre la condena contra el exobispo de Orán.

f: El Tribuno