“Termina siendo ridícule”: Luis Novaresio se burló del lenguaje inclusivo

0
197
El periodista entrevistó a Alejandra López, secretaria general del Sindicato de Docentes Privados de la Ciudad de Buenos Aires; él le marcó lo que considera ridículo y ella le respondió con sus argumentos

Luis Novaresio se pronunció respecto del uso del lenguaje inclusivo, durante una entrevista radial a la gremialista docente Alejandra López. Tras escuchar como la sindicalista lo ponía en práctica, opinó que “termina siendo ridícule”.

“Le dejo un salude ¿Se dio cuenta que sostuve más la ‘e’?”, remarcó el periodista en su diálogo con la sindicalista a través de su programa de Radio La Red y agregó: “Pensar al lenguaje inclusivo como un modo cool de hablar no se sostiene y termina siendo ridícule”.

Durante aquel intercambio que mantuvieron, cuya duración fue de al menos 15 minutos, la docente emitió frases como “lo que planteamos nosotres y muchos otros gremios” o “una vuelta todes juntes”, valiéndose de la utilización de dicho lenguaje.

Sin embargo, y a medida que la entrevista avanzaba, no logró mantener el uso de cierto tipo de expresiones. Esto ocurrió en formulaciones como “todos queremos que la escuela vuelva” o el empleo de los sustantivos “niños, niñas, jóvenes y adultos”.

Percatándose de ello, Novaresio le recriminó a la también secretaria general del Sindicado porteño de Docentes Privados: “Hay una cuestión que quiero tratar. En un momento me dice todes, después todos, mascarilla y no mascarille. Después lo vemos…”.

Acto seguido, el periodista comenzó también a emplear el lenguaje inclusivo mediante las construcciones “ningune protestó porque no había clases presenciales”, “¿pero pidieron volver a las aules?”, “el 70% de los alumnes no va en colective”, entre otras.

Finalmente, admitió que, a su criterio, “pensar al lenguaje inclusivo como un modo cool de hablar no se sostiene y termina siendo ridícule”, a lo que López expresó: “No es cool, con respeto le digo, debería conocer mas la realidad cotidiana de las aulas”.

“Ahora dice aulas y nosotros, nosotres; pongámonos de acuerdo…”, contraatacó Novaresio para que segundos después la gremialista docente retrucara: “Me costaba incluirla y me lo plantearon mis alumnos de primer año muy fuertemente”.

Y agregó: “Es un proceso de transición como docente en lo discursivo, me quedó marcado. Cuando estoy con grupos (frente al aula) a veces consensuamos: a algunos les molesta si no lo uso. Es un debate. Pero me parece que está desviando el tema”.

En los últimos tramos del diálogo radial, el periodista tomó la palabra y concluyó: “Está perfecte si no quiere contestar. Nuestra generación podía leer un texto. Hoy los chicos, mientras se da este debate, no lo entienden, no saben hacer una operación básique”.