Tras anunciar nuevo piso de Ganancias, el Gobierno compensa con más impuestos a empresas

0
135
Casa Rosada planea aprobar en el Congreso otro proyecto que congela la reducción estipulada para el pago de Ganancias que afecta a las compañías; afectaría únicamente a aquellas empresas que tuvieron «alta rentabilidad» durante la pandemia Tras el anuncio de una suba en el piso en el Impuesto a las Ganancias -que pasará a afectar sólo a quienes cobren por encima de los $ 150.000 brutos por mes- el Gobierno Nacional dio pistas sobre cómo compensará ese agujero fiscal que se calcula será de 40.000 millones de pesos.

Según explicaron fuentes del oficialismo a Clarín, ya hay un plan para cubrir ese bache en los ingresos. En este sentido, el Congreso debatirá otro proyecto que deja en suspenso las rebajas de las alícuotas de Ganancias para las empresas que se habían establecido en la reforma impositiva llevada adelante por el macrismo en 2017.

La versión del Gobierno es que la suspensión de la rebaja rija para las empresas que tuvieron “alta rentabilidad” durante la pandemia.

El presidente, Alberto Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el propio Sergio Massa estuvieron analizando el tema el 17 de enero pasado, en Chapadmalal, adonde había viajado el jefe de Estado para descansar unos días.

Fue en esa reunión donde Massa consiguió el aval presidencial para armar el proyecto, bajo la consigna de “corregir defectos de los cambios que se realizaron en 2017, que incluyeron en Ganancias a unos 300.000 asalariados”, indicaron fuentes oficiales. Al ser consultados por Clarín, fuentes oficiales respondieron que la compensación en la caída de estos $ 40.000 millones se dará con “otro proyecto de ley oportunamente presentado que determina el alcance de Ganancias sobre empresas, por lo que se buscará que los cambios sean neutros en términos fiscales”.

Se trata de un proyecto generado en el Poder Ejecutivo que deja en suspenso la rebaja de alícuotas para empresas que se habían fijado en 2017. La primera rebaja llevó la alícuota del 35% al 30% y la siguiente, que empezaba a regir este año, la llevaría del 30% al 25%. Es ese paso del 30% al 25% el que ahora se busca dejar en suspenso, en una sesión en la que se tratarían los dos proyectos a la vez. Además, se aumentará del 7% al 13% la alícuota de Ganancias para las utilidades distribuidas por los socios de las empresas. En la reforma de 2017 se había establecido que esa alícuota subiría de forma gradual. Ahora se buscará pasar de una sola vez al nivel más alto.