Una diputada provincial usó epítetos irreproducibles contra el Ministro de Salud

0
207

Se trata de la médica pediatra del Departamento San Martín Gladys Paredes. Los audios con los insultos hacia el doctor Juan José Esteban se viralizaron en la ciudad de Tartagal.

“No sé qué esperan estos hijos de p..; el put.., el reput… del ministro de Salud no sé qué espera; mañana hablo con el Ministro Villada, ya me cansé”. Los insultos de la diputada por el departamento San Martín, la médica pediatra Gladys Paredes resonaron y se viralizaron en un audio en el que la legisladora se refiere con insultos irreproducibles al ministro de Salud de la provincia el doctor Juan José Esteban.

Se desconoce con quien hablaba la legisladora -y quien viralizó el audio- pero lo cierto es que la legisladora le expresa “su malestar” con el titular de la cartera de salud que desde enero, según la doctora Paredes, debía haber dispuesto el cambio en la gerencia del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, a cargo actualmente del médico salteño Juan Ramón López. 

Paredes refiere en el audio que “el cambio es un hecho” y que en reemplazo de López sería puesto en funciones el ex senador por San Martín el médico Santiago José “Guito” Payo. 

Todo indica, por los epítetos de la legisladora, que para nada está conforme con su colega López, aunque no se refiere al médico anestesiólogo que semanas atrás mantuvo un duro enfrentamiento con el titular de la cartera de salud Juan José Esteban, a quien acusó de negarse a designar profesionales especialistas y a abonar los honorarios de varios médicos que provienen de la capital de la provincia y asisten en Tartagal. Los insultos van dirigidos al ministro Esteban por no haber dispuesto el cambio en enero pasado. 

El secretario de gobierno del municipio de Tartagal Santiago Vargas -ubicado en la oposición de la legisladora- le pidió, mediante las redes sociales, la renuncia a Paredes aunque momentos más tarde optó por borrar su comentario. 

En un reportaje que dio a LRA 25 Radio Nacional Tartagal la legisladora se mostró “avergonzada” y por eso pido disculpas, porque “se trataba de un audio privado que se viralizó con la intención de dañarme políticamente”, y aseguró la legisladora que el audio es de hace semanas pero que se utilizó actualmente para tapar el escándalo desatado en Tartagal con una concejal local y su hermana, una funcionaria del ministerio público, quienes vendían y desviaban ayuda solidaria que era destinada a los aborígenes wichís.