Convivió con una araña venenosa durante un año y mostró en redes su crecimiento

0
187
Un internauta compartió en sus redes sociales una imagen del enorme artrópodo con el que convivía en su casa.

Si bien muchos insectos causan temores en gran parte de los humanos, al punto de despertar ciertas fobias, una pequeña parte de la población pareciera acogerlos como mascotas. Los arácnidos, uno de los animales más controversiales, se encuentran en el radar de muchas personas que le otorgan un espacio en su hogar.

En ese caso, una noticia que trascendió y generó cierta incomodidad en muchos internautas fue una imagen compartida por un usuario de las redes sociales sobre un enorme artrópodo en la pared de una habitación de su vivienda. “Miren a esta niña grande. La he visto crecer en este último año. La poderosa cazadora“, escribió Jake Gray, que vive en Queensland, Australia.

“Hermano, esa es la casa de la araña ahora”, comentó un internauta. “Vas a tener que empezar a pagar el alquiler”, dijo de forma irónica otro. “No puedo creerlo. ¿Qué tan grande es? ¿Como un perro pequeño?”, preguntó otra persona.

 

 

El Departamento de Industrias Primarias y Desarrollo Regional del Gobierno de Australia explicó en un artículo de su página web que las arañas “cangrejo” gigantes, el espécimen encontrado en esa casa, son “peludas e intimidantes” porque asustan a la gente cuando salen detrás de una cortina o del parasol del auto.

“Estas grandes arañas peludas de color marrón grisáceo tienen cuerpos aplanados y se encuentran en toda Australia. Prefieren vivir al aire libre bajo la corteza de los árboles o bajo las rocas y troncos del suelo. Son de patas largas (las hembras pueden alcanzar tamaños de hasta 15 centímetros) y son conocidas por su andar hacia los lados”, informó la autoridad australiana en su web.

Estos arácnidos no tejen telarañas, cuentan con buena vista y son grandes cazadoras: corren a sus víctimas, en su mayoría insectos, y se abalanzan sobre ellos.