jueves, abril 18

Cristina pidió suspender las audiencias del juicio de Vialidad y recusó a un juez y al fiscal que pidió duplicar su condena

0
128

Su abogado, Carlos Beraldi, argumentó que el fiscal Mario Villar “perdió objetividad” y que cambia de postura para perjudicar a la exfuncionaria; y reclamó apartar al juez Diego Barroetaveña

Cristina Kirchner, mediante un escrito firmado por su abogado Carlos Beraldi, pidió suspender las audiencias que se llevan adelante para revisar su condena de seis años de prisión en la causa de Vialidad y pidió apartar al fiscal Mario Villar, que había reclamado duplicar pena, y al juez Diego Barroetaveña, que debe decidir sobre el asunto.

Ahora, el incidente deberá ser resuelto por la sala IV de la Cámara de Casación Penal, que es la que está revisando la sentencia contra la expresidenta.

Las razones que la defensa expuso para recusar al fiscal Villar apuntan a una supuesta pérdida de objetividad. Beraldi afirmó que en el caso de la condena de Vialidad, el fiscal de juico Diego Luciani había expresado que se estaba ante una asociación ilícita que defraudó al Estado y realizó lavado de activos mediante las maniobras del caso Hotesur y Los Sauces.

Sin embargo, Beraldi señaló que en la causa Hotesur y Los Sauces, el fiscal Diego Velasco afirmó que en realidad había dos asociaciones ilícitas. Y que lo propio opinó Villar en ese caso. Por eso, el abogado de la expresidenta aseguró que la fiscalía tiene posiciones contrapuestas acerca de cuántas son las asociaciones ilícitas por las cuales se juzga a Cristina Kirchner.

Mario Villar
Mario VillarFaculta de Derecho, UBA

Beraldi argumentó que para “revertir el archivo dispuesto por el Tribunal Oral Nº 5 en el marco de las causas Hotesur y Los Sauces, el fiscal Villar postuló la existencia de dos supuestas asociaciones ilícitas diferenciadas y perfectamente escindibles, mientras ahora en este expediente [Vialidad], para obtener la condena de nuestra asistida, el nombrado afirma que se trata de una única banda criminal comandada por Cristina Kirchner”.

Sin embargo, la fiscalía sostuvo en ambas causas que no podían descartarse ambas hipótesis. Para la defensa, Villar perdió objetividad porque “ha sostenido posiciones antagónicas en las causas a su conocimiento, dirigidas a mantener pretensiones punitivas a todo trance en contra de la ex Presidenta de la Nación”.

Por otro lado, en cuanto al juez Barroetaveña, la defensa de Cristina Kirchner dijo que como intervino en el caso Hotesur y Los Sauces, al revocar el sobreseimiento de la expresidenta, ya tomó posición en cuanto a si integró o no una asociación ilícita en esa causa, pues al reabrir el caso se reabre la posibilidad de que la fiscalía plantee esa acusación.

“El juez Barroetaveña fijó una posición que reconoce la existencia de una única asociación ilícita atribuida a Cristina Fernández de Kirchner, constituida a efectos de cometer defraudaciones en perjuicio del Estado y maniobras de lavado de activos, tal como ahora lo postula el fiscal Villar en sus agravios. Como puede advertirse, el juez Barroetaveña se encuentra ahora inmerso en la causal de apartamiento pues ha valorado y emitido opinión sobre hechos que guardan relación directa e inmediata con los agravios postulados por la fiscalía en este proceso, respecto de los cuales debe emitir sentencia”.

Beraldi quiere que en caso de que Villar y Barroetaveña rechacen la recusación, se sortee un nuevo juez de la Cámara de Casación que deba decidir sobre el asunto.

No obstante, en estos casos lo usual es que el tribunal analice el pedido y decida rechazarlo in limine o pedir informes o no a los recusados, y luego resolver si admite o no su recusación.