¿Cuánto cuesta hoy el alquiler de una caja de seguridad y qué cantidad de billetes de dólar entran?

0
87

Desde hace muchos años, producto de la inseguridad y de la incertidumbre, alquilar una caja de seguridad se convirtió en un desafío para los clientes

«Dime que quieres guardar, y te diré que tamaño de caja de seguridad te puedo ofrecer, si hay…», suele recitar el encargado del sector en una sucursal de un banco con larga tradición en el tema.

Obviamente su ofrecimiento no busca que el potencial cliente haga una declaración de lo que pretende preservar, pues el secreto de lo que quiera guardar es lo más preciado, sino tratar de guiarlo en cuanto a cuales pueden ser las dimensiones que más se ajusten a sus necesidades.

Es que en la práctica quien tiene el acceso a este servicio busca poner a buen resguardo ciertos bienes personales, familiares o empresariales, ya sea por su valor monetario o sentimental.

No obstante, cuando se hace referencia a ellas se las vincula inmediatamente con la guarda de dólares, y la referencia no es casual, pues cuando la incertidumbre es moneda corriente y la inseguridad no cesa, la demanda de los cofres no solo se mantiene elevada sino que se renueva en forma constante.

Este comportamiento se debe en gran medida a que siempre está presente en la memoria de los ahorristas lo sucedido en un pasado no muy lejano, a lo cual se suma la nula rentabilidad que proporcionan los plazos fijos en moneda extranjera.

Si se toma como referencia la caja de menor tamaño, en ella entran hasta 250.000 dólares

Si bien la oferta de este servicio se concentra en gran medida en los bancos, hace ya varios años que existen compañías que se sumaron a esta actividad.

En cuanto al servicio que ofrecen los bancos, lo primero que hay que saber es que existe una amplia variedad de tamaños, siendo las cajas más demandadas las «pequeñas», que en términos generales miden 10 x 15 x 60 centímetros, hasta las de mayor volumen, que miden 30 x 60 x 60.

Si se toma como referencia la caja de menor tamaño, en ella entran hasta 250.000 dólares, siempre que los 2.500 billetes sean de 100 dólares, aunque no permite la guarda de documentos, como contratos o escrituras.

En lo que hace a la pregunta si lo que se guarda en una caja está seguro, cabe recurrir al Código Civil y Comercial, que entró en vigencia el 1 de agosto de 2015, que reguló -por primera vez- ese servicio para dar certeza a los depositantes y a las entidades financieras.

En efecto, el Código establece cláusulas que le ponen un límite a la responsabilidad de los bancos, admitiendo que se puede acordar un tope entre éstos y los usuarios, a los efectos de reconocer una compensación ante la sustracción de todo o parte del contenido.

En general, los especialistas entienden que el banco es responsable de la caja, del contenido y del edificio frente a un robo.

Entonces es posible que las entidades bancarias contraten seguros hasta el tope de su responsabilidad autoestablecida en los «formularios de adhesión», no obstante lo cual, su existencia no modifica su relación con el cliente ni la medida de su responsabilidad, sino que es un resguardo que las entidades suelen tomar para afrontar este tipo de hechos.

En los últimos meses creció la demanda de cajas de seguridad para guardar dólares

Clientes potenciales hay muchos, cajas menos

Conseguir una caja de seguridad es desde hace mucho tiempo una verdadera odisea para los potenciales inquilinos. De hecho, lo habitual es encontrar como respuesta que la «única posibilidad que se le puede ofrecer es anotarse en lista de espera».

Pero también hay excepciones, dependiendo de la ubicación de la sucursal. Así por ejemplo, en barrios relativamente alejados del microcentro es posible encontrar lo que se está buscando, al igual que en aquellas sucursales ubicadas en el Gran Buenos Aires.

En líneas generales quienes saben del tema sostienen que el nivel de vacancia ronda el 20%, dependiendo de la ubicación. En tal sentido, varias de las entidades consultadas publican en sus páginas de internet las sucursales en las que hay disponibilidad.

¿Cuánto cuesta el alquiler de la caja de seguridad?

De acuerdo a los últimos datos disponibles, el valor anual de una caja de seguridad pequeña parte de los $22.000 y se puede elevar hasta los $64.000. En tanto que las cajas medianas, dependiendo de los tamaños y las ubicaciones, pueden tener un piso de $42.000 que se eleva hasta $156.000 por año.

Si bien estos son precios «de lista», la mayoría de los bancos ofrecen en sus paquetes de productos, en especial los de más alta gama, todo tipo de descuentos de las mismas, que según los casos pueden oscilar entre el 20% y el 35 por ciento.

Así por ejemplo, Banco Galicia indicó que una caja chica cuesta, en promedio, $7.935 por trimestre, mientras que una grande paga unos $18.408 para el mismo lapso. Ambos precios incluyen IVA, por lo que con dichos valores, anualmente alcanzan los $31.740 y $73.632, respectivamente.

En el caso del Macro, los encargados del sector indicaron que una caja chica cuesta casi $16.000 con pago trimestral, mientras que para una grande la comisión se eleva hasta los 40.000 pesos, por lo que en términos anuales van de los $64.000 a los 156.000 pesos.

En BBVA, en tanto, las cajas más chicas tienen valores que arrancan en los $2.795 mensuales ($33.500 por año) y una de tamaño mediano puede costar $6.324, es decir, $75.900 anuales.

En cuanto al Banco Ciudad, los precios van de los $29.992 anuales para las más básicas y hasta los $45.400 para las medianas.

En el HSBC las cajas de seguridad más pequeñas cuestan $11.285 por trimestre, al tiempo que las que son un poco más grandes trepan a los $23.830 para igual lapso. De esta manera, por año se debería abonar si no se alteraran las comisiones entre $45.140 y $95.300 según la necesidad de cada cliente.

Finalmente, en el Banco Nación el cuadro tarifario muestra un mínimo de cerca de $22.700 anuales para los cofres más pequeños y de $44.822 para el tamaño de 30 x 30 x 60 centímetros, que es el tamaño medio.

Finalmente, y a manera de comparación, cofres de iguales dimensiones en el Banco República de Uruguay cuestan entre u$s93 y u$s250 anuales, es decir que van de los $18.600 a los $50.000. Precios similares a los de esta parte del Rio de la Plata.

f:IProfesional