Dúo de poder. Nueva era entre Cristina y Massa: un pacto de discreción para la toma de decisiones

0
747

Achicaron la cuota de poder de Alberto Fernández; adquirieron una dinámica asidua para tomar definiciones; el ministro asimiló los códigos del hermetismo kirchnerista; dudas por cuestiones sensibles

Nota extraída de La Nación por Maia Jastreblansky

Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa
Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio MassaJosé Brusco / POOL Argra

“¿Ves? Así se hacen las cosas”. Sergio Massa, recuerdan sus más fieles colaboradores, se agarraba la cabeza cuando Cristina Kirchner hacía del factor sorpresa y el secreto, un arte para ganar impacto político. En la nueva era que se abrió en su relación con la vicepresidenta, el flamante ministro de Economía quiere internalizar el manual cristinista de la discreción. Para entender los códigos de su socia, lo charló, incluso, con un viejo lobo de la comunicación kirchnerista.

La mesa tripartita de deliberación entre Alberto Fernández, Cristina y Massa que se había inaugurado tras la renuncia de Martín Guzmán, fue dando paso en los últimos días a intercambios uno a uno entre los socios del Frente de Todos. Con el desembarco de Massa en el Poder Ejecutivo, el Presidente -que 45 días atrás gestionaba de forma inconsulta- perdió una porción importante de poder. Y el dueto de la vicepresidenta y el tigrense cobró especial potencia para la toma de decisiones.

En el último mes y medio, Massa y Cristina se reunieron con más frecuencia que nunca. La mayoría de los encuentros fueron en el despacho de la vicepresidenta en el Senado, aunque algunos laderos no descartan que hayan existido cumbres fuera del palacio: para colaborar con el hermetismo, en las últimas semanas Massa llegó a moverse sin chofer, manejando su propio auto.

No quiere repetir el error de Fernández. La vicepresidenta, critica que el Presidente se “hable encima” y despotrica cuando trascienden decisiones sensibles o detalles del ejercicio diario.Massa apura medidas para contener el gasto. El análisis de José del Rio.

“Cristina encontró en Massa la mejor herramienta para neutralizar políticamente a Alberto y no caer ella también. Y Massa tiene la viveza de consolidar una relación con ella y adaptarse a sus reglas”, dijo a LA NACION un dirigente de buena interlocución con todas las terminales del Frente de Todos.

En el entorno del ministro de Economía aseguran que la relación con Cristina viene siendo “profesional”, sin pasiones y centrada en la cuestión económica. Para sintonizar con la vicepresidenta, Massa incorporó a su ronda de charlas con economistas -que ofician de consejeros externos para suplir su formación como abogado- a Axel Kicillof. El gobernador bonaerense estuvo en los últimos días en las oficinas de Avenida del Libertador del Frente Renovador.

“Massa se está esforzando por no almorzarse la cena como hacía antes”, dijo alguien que conoce al tigrense desde hace décadas. El líder del Frente Renovador, sin embargo, no tardó en hacer saber en los Estados Unidos que se haría cargo de la botonera económica en la Argentina. Esa agenda le importa sobremanera.

La presidenta del Senado Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, quien asumirá el miércoles como ministro de Economía, Producción y Agricultura de la Nación
La presidenta del Senado Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, quien asumirá el miércoles como ministro de Economía, Producción y Agricultura de la NaciónPrensa Senado

Decisiones de a tres

El sistema de triple validación que se inauguró en los últimos días para la toma de decisiones, no obstante, comenzó a mostrar sus límites. El jueves, tras la reunión de Fernández y Massa, en la Casa Rosada estaban convencidos de que, en cuestión de horas, la cuenta de Twitter del Ministerio de Economía anunciaría al nuevo secretario de Energía y que así se terminaría la novela en torno a ese organigrama. La Cámpora -que tiene a Federico Basualdo en la subsecretaría de Energía Eléctrica- también debe definir su suerte. Pero nada ocurrió. El secretario saliente, Darío Martínez, que tenía su renuncia redactada, no la envió por el sistema GDE de la administración pública porque Massa le pidió que esperara.

Ese día, había sonado fuerte para hacerse cargo de Energía el interventor de Enargas, Federico Bernal, del riñón de la vicepresidenta. Pero con las horas esa opción perdió fuerza. Mientras que algunos colaboradores oficiales advertían que el candidato no convenció a Fernández, otras fuentes advertían que el problema es que Bernal no es bien visto en la industria, y que la vicepresidenta sintoniza con eso.

La otra duda es quién será el secretario de Programación Económica y virtual viceministro de Massa. El viernes en el Frente Renovador daban por hecho la incorporación del economista Gabriel Rubinstein, pero luego retrocedieron. En el medio se viralizaron tuits del director de GraConsultora con críticas furibundas hacia la vicepresidenta. Según pudo saber LA NACION, en el Gobierno todavía no descartan de plano que el economista se integre al gabinete. La dificultad, aseguran, no es una resistencia de Cristina por el archivo de Rubinstein sino la disponibilidad del economista para volcarse a la gestión pública.

“Todo se agravó de tal manera durante los días en los que estuvo (Silvina) Batakis que Cristina sabe cuál es la necesidad del momento. Hay cuestiones que hace un mes no hubiera permitido que ahora negocia”, dijo un dirigente de interlocución cotidiana con Massa.

La relación del tigrense y Cristina se seguirá poniendo a prueba una vez que se conformen los equipos. Aunque esté imbuida en pragmatismo, ella desconfía de la agenda de contactos del líder del Frente Renovador. Hay dos temas que suscitan especial interés: la licitación del gasoducto Néstor Kirchner y el futuro de la Hidrovía. Massa designó como secretario de Economía del Conocimiento al intendente en uso de licencia de Escobar, Ariel Sujarchuck. Así quedó vacante el cargo de presidente del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, a cargo de la Hidrovía.

La otra cuestión que sobrevuela la nueva etapa es la electoral. Massa silenció a sus fieles cuando comenzaron a entonar cánticos militantes el día de su jura. Un dirigente cercano al tigrense interpretó: “La mesa del Frente de Todos se reunificó pero no sobra nada”.Maia Jastreblansky