sábado, noviembre 16
El tiempo - Tutiempo.net

Estados Unidos lanzó un ataque contra el líder de ISIS en el norte de Siria

0
121
Medios norteamericanos indican que Abu Bakr al Baghdadi accionó un chaleco con explosivos al verse rodeado por los militaresvEstados Unidos lanzó un ataque contra el líder de ISIS (Estado Islámico), Abu Bakr al Baghdadi, en la región siria de Idlib.

Según fuentes anónimas, citadas por los medios estadounidenses, el jefe del grupo islámico murió en el operativo.

El ejército está llevando a cabo análisis antes de poder confirmar formalmente el fallecimiento del líder yihadista, indicaron las fuentes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que el ataque fue a gran escala, con ocho helicópteros involucrados, y con un saldo de nueve muertos y varios heridos graves. No se pronunció sobre la identidad de los decesos.

Según Newsweek, el primer medio en confirmar el ataque, Donald Trump dio su aprobación hace una semana al operativo, llevado a cabo por fuerzas especiales.

Se había especulado con que se ocultaba en la zona fronteriza en el este de Siria, en la zona fronteriza con Irak. Sin embargo, Baghdadi fue sorprendido en Idlib, una provincia localizada a menos de 30 kilómetros de Turquía y dominada por grupos rebeldes que le serían hostiles.

Agentes de la CIA facilitaron su ubicación. De acuerdo​ al experimentado oficial del Pentágono citado por Newsweek, hubo un breve tiroteo en la habitación. De inmediato, Baghdadi se suicidó al activar el chaleco explosivo que portaba. Dos mujeres murieron en el operativo.

Abu Bakr al Baghdadi, por quien Estados Unidos ofrecía una recompensa de 25 millones de dólares, llevaba oculto cinco años. ​​Recién en abril pasado se lo pudo ver en un video difundido por medios afines a ISIS. No hacía una aparición pública o mediática desde julio de 2014, cuando se presentó en la Gran Mezquita de Mosul.

En febrero de 2018, las fuerzas estadounidenses aseguraron que el líder de ISIS había sido herido en un ataque, por lo que habría delegado el manejo de Estado Islámico durante un período de tiempo.

Baghdadi ya fue dado por muerto al menos en un par de oportunidades. En junio de 2017, Rusia anunció que el líder de ISIS habría muerto en un ataque en Raqa, aunque ninguna otra potencia o entidad ratificó la información.

Y un mes más tarde, el Observatorio Siria de Derechos Humanos, con sede en Londres, dio por muerto a Baghdadi. En aquella ocasión tampoco hubo un respaldo de otras organizaciones.

En la noche del sábado, Trump había publicado un sugerente mensaje en su cuenta de Twitter: “¡Algo grandioso acaba de suceder!”.

Baghdadi, cuyo verdadero nombre es Ibrahim Awad al Badri, nació supuestamente en 1971 en una familia pobre de la región de Bagdad. Apasionado por el fútbol, fracasó en su intento de ser abogado y luego militar, y empezó a estudiar teología.

Durante la invasión estadounidense de Irak en 2003, creó un pequeño grupo yihadista sin mucho impacto, antes de ser detenido y encarcelado en la cárcel de Bucca.

Liberado por falta de pruebas en su contra, se unió a un grupo de guerrilla sunita vinculado a Al Qaeda y lo encabezó años después. Aprovechando el caos de la guerra civil, sus combatientes se instalaron en Siria en 2013 y desde allí lanzaron una ofensiva en Irak.

El grupo, que cambió su nombre por el de Estado Islámico, ocupó el lugar de Al Qaeda. Sus éxitos militares iniciales y su propaganda eficaz llevaron a miles de personas a sumarse a sus filas.

Con información de AFP y New York Times

v