sábado, junio 15

EVANGELIO DEL DÍA

0
374

EVANGELIO DEL DÍA

Mateo (10,26-33):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo.»
🍃🌸MEDITACION DEL EVANGELIO 🌸🍃

*Mt. 10, 26-33: *

🍃🌸La verdad.

*1) Nada oculto: *

Tenes que ser en tu vida transparente. Una persona que no tenga doblez. Vos sos una persona que podés dar mucho en este mundo. No seas una persona conflictiva, genera tranquilidad y paz. Trata de poner eso que Jesús trajo a esta tierra tan convulsionada, porque somos medio «complis» en la vida y en la relación con las personas. No te tragues las cosas, aprende a hablarlas y saberlas decir en sus momentos. Sé prudente, pero también transparente. Hoy pidamos a Jesús prudencia y transparencia.

*2) No teman: *

Vamos!, en esta cuarentena hay que seguir adelante. Dios nos pide que sigamos luchando y caminando porque esto sigue. Y, si miramos para atrás, venimos caminando un camino largo de casi 100 días, en donde la angustia y la incertidumbre golpean. No tengamos miedo porque Él está con nosotros, nos fortalece y acompaña. Vos en esto no estás solo.

*3) Reconocer: *

Vos vales muchísimo para Dios. No me cansaré de decirte que sos importante y vales mucho. No te achiques a las situaciones, pelea por la verdad y llénate de Dios para vivir en paz. Hoy no dejes que nadie te quite la paz.