jueves, julio 18

EVANGELIO DEL DÍA

0
272

EVANGELIO DEL DÍA 🌾

Marcos (8,27-35):

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus díscípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?»
Ellos le contestaron: «Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.»
Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?»
Pedro le contestó: «Tú eres el Mesías.»
Él les prohibió terminantemente decirselo a nadie. Y empezó a instruirlos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.» Se lo explicaba con toda claridad.
Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, de cara a los discípulos, increpó a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!»
Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.»

Palabra del Señor
🌾MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌾

Mc. 8, 27-35:

🌾¿Quién eres?

1) Tu pregunta:

Hoy, a esta altura del año, creo que es bueno que puedas preguntarte quién eres, mírate al espejo y fíjate en la persona que sos. Mírate a los ojos y sincérate con vos mismo: ¿Quién sos? ¿Cuánto demorarías en la definición? Pues bien, es bueno parar la pelota y ver bien por dónde vas yendo. Y también es bueno prestar oído a lo que se habla de vos o lo que más o menos crees que dicen de vos, pues «cuando el río suena, agua trae». Hoy tenés una cita con vos mismo…

2) Lo que has de asumir:

Claramente Jesús, después de manifestarnos en el evangelio quién es, pasa a mostrarnos lo que ha de asumir en su vida: la cruz. Hoy, vos también tenés que asumir la realidad que te toca vivir, pero paso a paso. Para asumir la realidad tengo que saber quién soy y con qué cuento para asumir mi vida. Hoy vos estás llamado a asumir esto que hay, esta familia que tenés, esta vocación que tenés, este andar de tu vida que tenés. Es decir, asumir y no victimizarse, aceptar y no buscar culpables; poner manos a la obra y no mirar al costado; buscar la solución a esta realidad y no crearte una fantasía o lamentarse.

3) Pedro:

La actitud victoriosa de Pedro queda de lado. Aquí en Pedro vemos ese pensamiento que podemos tener vos y yo, el de buscar solo el éxito, el creer que la vida se basa solo en victoria y éxito. ¡No! Hoy Jesús nos enseña que la clave es caer y levantarse; es lucharla todos los días, es dejar de lado el orgullo y el egoísmo para asumir con generosidad lo que la vida nos plantea, pues la vida es sorpresa. Hoy vos estás llamado a ser feliz, pero dentro de este proceso de felicidad hay luchas y caídas. Pero lo bueno es que sabemos cómo termina esta película de tu vida: ¡con victoria!