EVANGELIO DEL DÍA

0
142

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo 12,46-50:

En aquel tiempo, estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él.
Uno se lo avisó: «Oye, tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo.»
Pero él contestó al que le avisaba: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»
Y, señalando con la mano a los discípulos, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.»

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Mt. 12, 46-50:

💫Los lazos de la voluntad de Dios.

1) Su Madre y hermanos:

Los lazos sanguíneos, tu familia de sangre, pueden producirte una cierta distancia y creo que vos y yo en cierta medida sufrimos dolores por nuestra familia, porque en ella somos tal cual y ninguno de los que la integramos nos podemos mentir. En la familia existe todo, porque es dinámica y va cambiando, porque no hay un libro que diga cómo tienen que ser las familias, y aparecen nuevos integrantes que también la van cambiando. Capaz que vos conoces bien a tu hermano o hermana pero luego de que ellos se casan, ¡cambian!. Entonces pregúntate si sabes hoy dónde estás parado con tu familia y si estás aceptando esta familia que hoy vos tenés. Capaz que estás viviendo de añoranzas o quizás estás viviendo de un futurible o ilusiones que nunca se cumplirán. Si no aceptas de dónde saliste y no aceptas cómo son los que integran tu familia nunca podrás caminar con calma por tu vida.

2) ¿Quiénes son?:

Ayer me decía Diego, un amigo, «por estas cosas me alejé de la Iglesia»; y me mandó un posteo que sacó de internet. Hoy meditando veo esto como un aliento, porque somos familia, familia de Jesús los que integramos la Iglesia. Ahora bien, nunca debes olvidar que lo más importante para seguir perteneciendo a la comunidad cristiana no son los lazos institucionales, sino más bien cumplir la voluntad del Padre.

3) Voluntad:

Cumplí la voluntad de Dios, date cuenta para qué estás aquí en la tierra. No dejes de lado tu vida y no malgastes el tiempo. Tenés una vida hermosa, a pesar de las cosas malas que te pasaron o te pasan. Sirven para que ayudes a otros a salir adelante. No te quedes enredado con cosas o personas que no te llevan a nada y mira lo que vos podés producir. Sé generoso con tu vida. Mira para adelante sabiendo que estás generando cosas en los demás Hasta el cielo no paramos.