La foto que incomoda a Alberto Fernández: su pasado con Lázaro Báez

0
222
Hasta el momento, el presidente se llamó a silencio luego de que la Justicia condene al empresario a la pena de doce años de prisión por el delito de lavado de activos

El Tribunal Oral Federal 4 (TOF4), sentenció a Lázaro Báez a la pena de 12 años de prisión, multa de ocho veces el monto de las apropiaciones, por considerarlo penalmente responsable del delito de lavado de activos agravado por 55 millones de dólares entre 2003 y 2015.

Hasta el momento, el presidente Alberto Fernández se llamó a silencio luego de que la Justicia condene al empresario. En las últimas horas se viralizó un antiguo video del Jefe de Estado hablando sobre el protagonista.

En diálogo con el programa Plan M, que conducía Maximiliano Montenegro, el 22 de marzo de 2016, Fernández afirmó que a Lázaro Báez lo vio “una vez en la vida en el Calafate”. También se viralizó una foto con ambos protagonistas.

El medio OPI Santa Cruz pudo confirmar con total certeza de que la foto ES REAL. En la imágen aparecen Lázaro, Alberto, Melani y Leandro Báez.

Lo importante, para poder fijar con certeza el momento en que fue tomada, son los datos que OPI puede aportar de situación, tiempo y lugar que refrendan la autenticidad de la foto tomada hace muchos años.

Esta foto de Alberto abrazado con Lázaro Báez fue tomada en casa de gobierno de Santa Cruz (Río Gallegos) cuando Néstor kirchner ganó las elecciones para la presidencia de la Nación (año 2003) y el mismo día que Carlos Menem anunció que se bajaba del ballogate lo cual dio lugar a los festejos y la alegría de saber que NK era el nuevo presidente de la Argentina.

Pero, si alguna duda aún se cierne sobre la relación Alberto-Lázaro, las fuentes del citado medio confirmaron que Juan Pablo Biondi, amigo personal del presidente y actual Vocero Presidencial, en uno de sus tantos viajes a Río Gallegos y después de comer un asado en la estancia Alquinta, le regaló un caballo pura sangre a Báez, animal que fueron a buscar a un campo propiedad del actual Vocero oficial en provincia de Buenos Aires y ya de regreso en Santa Cruz lo llevaron a una caballeriza en la propia estancia Alquinta a 80 Kms de Río Gallegos.